Quizá si hubiésemos enseñado las obligaciones y no solo los derechos ahora tendríamos al virus acorralado

 

Foto: Pepe Marín

Buenas, soy Emilio Calatayud. Siempre digo que no ha interesado demasiado hablar de deberes y obligaciones. Nuestros niños han crecido sabiendo que tenían muchos derechos, que los tienen y así tiene que ser, pero con una laguna muy grande en el apartado de las obligaciones y los deberes. Como veníamos de donde veníamos, entendimos que eran una forma de protegerlos de la arbitrariedad y el autoritarismo, pero nos equivocamos. No se protege a un niño si solo se le transmite que tiene derechos. Al revés. Lo más probable es acabe convertido en un tirano.

Desde que llegó la pandemia, pienso que quizá si hubiésemos enseñado las obligaciones y no solo los derechos ahora tendríamos acorralado al virus.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.