Cuando esto pase, habrá niños con cáncer confinados para tratarse; chicos, pensad en ellos antes de quejaros por ‘chuminás’

 

diariosur.es

Hola, soy Carlos Morán. Ahora que la pandemia parece que empieza a aflojar (toquemos madera), dice don Emilio que hay que intentar que no olvidemos lo que hemos aprendido. De eso va su reflexión diaria: “Hemos aprendido a encerrarnos en nuestras casas, a renunciar a la libertad. Ojalá que eso nos haga ser más solidarios  áun y a ponernos en la piel de los que tendrán que seguir confinados cuando el coronavirus pase, porque seguirá habiendo confinados. Como los había antes del coronavirus. Me refiero, por ejemplo, a los niños con cáncer que están en tratamiento y tienen que permanecer en el hospital durante muchos días. Y tienen fuerzas para ser felices. Chicos, pensad en ellos antes de quejaros por ‘chuminás'”.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.