Poned límites a los hijos porque si no se los pondrá la vida, y la vida puede ser muy dura

 

Buenas, soy Emilio Calatayud. Si hay padres que todavía creen que a los hijos no hay que ponerles límites porque educar no es interferir, os voy a dar otro motivo: si vosotros no les ponéis límites, al final se los pondrá la vida y la vida puede ser muy dura: encierro, cárcel… Sí, hablo del caso que todos tenéis en mente: es un buen ejemplo de lo que sucede cuando uno crece sin límites, que puede acabar metido entre rejas durante quince años.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.