El Tribunal Supremo ‘condena’ a dejar de vivir del cuento a un joven de 23 años que ‘tripitió’ segundo de Bachiller

Efe

Hola, soy Carlos Morán. Aquí os dejamos una sentencia del Tribunal Supremo sobre un joven granadino al que los jueces han cortado la pensión de alimentos porque no da un palo al agua: tiene 23 años y ‘tripitió’ Bachiller. Con todo, el tribunal es indulgente porque concede un año al chico para que se haga a la idea de que se va a quedar sin pensión. Aquí va un fragmento de la noticia.

“Es una sentencia que interesará especialmente a los padres de los ‘ninis’, los jóvenes que ni estudian ni trabajan porque no les da la gana. Integran esa generación vacía de individuos que se apalancan al principio del camino con el único objetivo de tener un techo y sustento sin pegar un palo al agua.

El Supremo se fija en la ‘timidez’ del joven para hincar los codos. «Analizada por esta sala la sentencia recurrida, consta que motiva que se limita la pensión de alimentos por ‘su falta de aprovechamiento en los estudios’. Consta que el nulo rendimiento (del hijo del demandante) es una cuestión que no está discutida, dado que la propia (madre) lo acredita con la documental aportada, de la que se deduce que desde 2014 a 2017 está matriculado en segundo de Bachillerato», recuerda el Alto Tribunal.

Así las cosas, el Supremo considera una medida proporcionada dar un año de margen al joven para que se haga el cuerpo a que, cuando transcurra ese periodo de tiempo, tendrá que olvidarse de los 200 euros de su padre. «Es un plazo razonable para adaptarse el hijo a su nueva situación económica, habida cuenta de que su nulo rendimiento le hace acreedor a la extinción próxima de la pensión», concluye el Supremo.

La información completa está en

https://www.ideal.es/granada/supremo-condena-joven-20190408231408-ntvo.html

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.