Irene Villa y don Emilio conversan hoy en Granada

 

«No tengo ‘buenismo’ con el asesino, lo hago por mí. Perdono para vivir yo». Para Irene Villa González (Madrid, 1978) odiar debería ser casi una obligación, pero no odia. El 17 de octubre de 1991, cuando solo tenía doce años, una bomba de ETA hizo saltar por los aires el coche en el que viajaba junto a su madre. Fue un atentado atroz. Imposible olvidar el temblor de los cuerpos desmembrados, una escena que era la encarnación del horror de una pintura negra de Goya… Pero Irene no odia. Perdió las dos piernas y tres dedos de la mano izquierda -su madre también sufrió la amputación traumática de una pierna y un brazo-, pero salió entera.

El crimen ha prescrito y nadie ha sigo juzgado y condenado. Pero Irene Villa sigue sin odiar. «No tengo ‘buenismo’ con el asesino, lo hago por mí. Perdono para vivir yo», enfatiza. Irene no odia y tampoco deja que la odien. «Me encanta el País Vasco. Cuando he estado allí ha habido abertzales que me miraban con odio, pero yo les desarmaba con sonrisas», explica.

Madre de tres hijos, periodista, psicóloga, deportista y tantas cosas más, Irene compartirá hoy miércoles con el juez Emilio Calatayud una nueva edición de la Escuela de Padres de IDEAL. La cita será a partir de las siete y media de la tarde en el Aula Magna de la Facultad de Ciencias de la Universidad de Granada y para poder asistir es necesario registrarse telemáticamente en la web http://eventos.ideal.es/escuela-de-padres-con-irene-villa. –

“¡Tengo tantas preguntas como madre para don Emilio! Me encanta su sentido común. Le preguntaré que a qué edad tenemos que empezar a poner límites a nuestros hijos para que no nos quiten nuestra autoridad. La verdad es que estoy deseando verme cara a cara con él” .

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.