“Don Emilio, después de cuidar de mis hijos tengo que cuidar de mis nietos… ¡y de las novias de mis nietos!”

 

Buenas, soy Emilio Calatayud. Recientemente, ya os hablé de lo que me gusta veranear en ‘Graná’ y sus pueblos. Todo son ventajas. Y encima se aprende un montón. El otro día, estando en Guéjar Sierra -que como su propio nombre indica esta en las estibaciones de Sierra Nevada-, tuve la suerte de conversar con un oficial de la Brigada Paracaidista ya jubilado. Y me dijo lo siguiente: “Don Emilio, después de cuidar de mis hijos, tengo que cuidar de mis nietos… ¡y de las novias de mis nietos! ¡¿Qué le parece?!”.

Pues que de los hijos, y los nietos, solo se descansa cuando te mueres, pensé yo.

Pero antes de que pudiera decirlo, el exmilitar añadió: “Y encima tengo dos apartamentos en la playa y nunca puedo usarlos porque están mis hijos o mis nietos… ¡y las novias de mis nietos!”.

 

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.