Contra las manadas, la tribu

Jose Antonio Marina y Emilio Calatayud. Foto: González Molero

 

Buenas, soy Emilio Calatayud. El maestro José Antonio Marina, que es un sabio, recuerda siempre que puede eso de que para educar a un niño hace falta toda la tribu. “Todos somos responsables de la educación de los niños que se crían en nuestro grupo social y todos, cada uno desde su puesto en la sociedad, debe retomar su papel y enseñar a vivir”, defiende el profesor Marina en sus charlas y sus escritos. No podemos estar más de acuerdo. De hecho, intentamos seguir sus enseñanzas y, desde la Justicia, tratamos de colaborar en la educación de los niños y de los padres. Otra cosa es que lo consigamos.

En nuestra opinión, la función educadora de la tribu es fundamental para prevenir la existencia de manadas que solo se mueven por instintos básicos y lo único que les importa es salir de caza.

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.