“Queridos alumnos, deberéis elegir entre Platón y Paquirrín, espero que acertéis”

Buenas, soy Emilio Calatayud. Un amigo nos pide que hagamos un elogio de la asignatura de Filosofía y de las Humanidades en general. Y lo hacemos gustosos: Sin Humanidades, seríamos menos humanos. Es lo que creo. Por eso, espero que a nadie se le ocurra hacerlas desaparecer de las escuelas.

En cuanto a la Filosofía, vivimos en un mundo complicado en el que es difícil separar la paja del grano. Hay demasiada paja. Mandamos a nuestros hijos a los colegios e institutos para que aprendan valores, pero luego está la dura competencia de eso que llaman las tecnologías de la información: la ‘tele,’, los móviles, las redes sociales… Y hay que elegir. Como dijo un profesor amigo en una ocasión: “Queridos alumnos, ahí fuera deberéis elegir entre Platón y Paquirrín (o Belén Esteban, de la que hablábamos ayer). Espero que acertéis”.

Para eso sirve la Filosofía, para tratar de acertar.

Por cierto, ¡Hala Madrí!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.