¿Cuántas patas tiene un artrópodo?

Buenas, soy Emilio Calatayud. Veo en la tele al filósofo y profesor José Antonio Marina, que es un sabio -incluso ha inventado una clase de berza-, una lástima que no le hagan demasiado caso. Habla Marina de lo lejos que, en muchas ocasiones, están las enseñanzas que reciben nuestros escolares de lo que viven a diario. Y pone el siguiente ejemplo:

“Dígame, ¿cuántas patas tiene un artrópodo?”, pregunta un profesor estadounidense a una alumna negra de un colegio situado en una zona conflictiva.

Respuesta de la alumna: “Ay, profesor, ya me gustaría a mí tener los problemas que usted tiene”.

Este diálogo seguro que también se ha producido alguna vez en una escuela de España.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.