Jugar a pegar al maestro o a matar a la esposa… o al marido

Buenas, soy Emilio Calatayud. Los profesores han pedido la retirada inmediata de un videojuego que ‘enseña’ a pegar a los maestros. Los docentes han puesto el grito en el cielo y es natural. Pero es que un paseo por las redes sociales nos muestra que también hay juegos en los que el chiste consiste en matar a la esposa -de un tiro en la cabeza, para más señas-,  porque obliga al marido a realizar las tareas domésticas. O porque ella “le pone los cuernos” a él. Y se supone que para compensar, también existe la versión opuesta: que la mujer mate a su marido. Todo esto lo están viendo a diario miles de niños españoles de ocho o nueve años en adelante. Lo sé porque lo he visto. ¿Qué tienen que hacer las esposas y los maridos para que se retiren de Internet estas cosas, ante quién pueden quejarse? ¿Es que en España no hay suficientes instituciones -gobiernos, parlamentos, Fiscalía General del Estado, etc- que puedan hacer algo al respecto? ¿Es que es más importante no censurar que proteger los derechos de los niños y favorecer su educación? ¿Cuando perdimos el norte? ¿Y, lo que es más importante, cuándo lo recuperaremos?

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.