Pozuelo y el decálogo para formar un delincuente

Antes de nada, muchas gracias a todos por dar vuestro apoyo a Azucena. Mi familia y yo estamos emocionados, de verdad. No digo más, porque me emociono más todavía.

En cuanto a lo de Pozuelo, lo primero que se me ocurre es que parece que hay muchos padres que han seguido al pie de la letra el decálogo para formar delincuentes: 

 1-Desde su más tierna infancia, dé a su hijo todo lo que le pida. Así crecerá convencido de que el mundo le pertenece.

2-No se preocupe por su educación ética o espiritual. Espere a que alcance la mayoría de edad para que pueda decidir libremente.

3-Cuando diga palabrotas, celébrelo con unas sonoras risotadas. Esto le animará a hacer cosas todavía más graciosas.

4-Nunca le regañe ni le diga que ha obrado mal. No le reprima. Podría crearle un complejo de culpabilidad.

5-Recoja todo lo que deje tirado por ahí. Así se acostumbrará a cargar las responsabilidades sobre los demás.

6-Déjele ver y leer todo lo que caiga en sus manos. Esfuércese para que los platos, cubiertos y vasos que utiliza su hijo estén esterilizados, per no se preocupe porque su mente se llene de basura.

7-Riña a menudo con su cónyuge en presencia del niño. De esta forma, conseguirá que no le afecte demasiado una ruptura familiar, quizá provocada por su propia conducta.

8-Sea generoso. Que su chico tenga siempre todo el dinero que pida. No vaya a sospechar que para conseguirlo es necesario trabajar.

9-Satisfaga todos sus deseos, apetitos y placeres. El sacrificio y la austeridad podrían producirle graves frustraciones.

10-Póngase de su parte en cualquier conflicto que tenga el chaval con sus profesores y con sus vecinos. Piense que todos ellos tienen prejuicios contra su hijo y que quieren fastidiarle.

Quizá este último mandamiento es el que mejor se ajusta a lo que ha pasado en Pozuelo.

Poco más que añadir. Lo de siempre: que hay que acabar con el botellón. Que los menores no pueden beber alcohol en ningún sitio y para los mayores están los bares, que es lo que se ha hecho toda la vida. Somos el primer país del mundo en bares y hay crisis: hay que cuidar el sector.

Y las tiendas de chuches -los ‘chinos’ y ese tipo de negocios- deben dedicarse a vender chuches y ya está.

Hasta pronto.

23 Comentarios

  1. Educación en la escuela, la mayoria de los padres jovenes no estan educados. Tenemos que exigir que se invierta en educación en valores, y no me refiero a religion, me refiero a educación social, solidaridad, civismo, incluso educación en derechos y deberes, y si es necesario que en cada colegio haya dos profesores por aula, pues se gasta el dinero en eso y no en otra cosa, eso es invertir en futuro.
    Hay que partir de la base de que la mayor parte de los padres de ahora, son producto de la educacion de los años noventa con su bienestar y su hedonismo, luego no estan capacitados en si mismos para educar a nadie.

  2. No he tenido tiempo de enterarme bien qué fue lo que pasó en ese botellón. Vi “flashes” de noticias en que culpaban a la policía y otros, la mayoría, a quienes estaban en el botellón. No puedo pronunciarme por falta de elementos de juicio, pero sí sigo estando de acuerdo con ese decálogo. No es la actitud de TODOS los padres y madres de hoy, ni mucho menos, pero es suficiente con que haya una mayoría y hasta si se tratase de una minoría para que el cóctel esté preparado y que sirva incluso de desprestigio para esa otra parte de la juventud que no le encuentra gusto a ese tipo de diversiones, o para esas madres y padres que no siguen el decálogo.

  3. ¿educación? ¿pero de que estamos hablando? ¿es que todos queremos escurrir el bulto una vez más?

    No, en este caso concreto, las cosas no se arreglan con educación, sino con represión, porque la educación ya ha fallado. La educación servirá para las generaciones que ahora aún tienen menos de 10 años, porque aún hay tiempo, pero no para lo que sucedió puntualmente en ese lugar.

    Si una banda de energúmenos borrachos acorrala a unos policias deseando lincharlos, éstos tienen no solo el derecho, sino también la obligación, de usar sus armas para defenderse. Un policía es un señor que lleva la autoridad en una mano y un arma en la otra, y ambas se usan juntas porque así lo hemos decidido entre todos y lo hemos reflejado en las leyes. En un pais democrático y de derecho, uno debería tener claro que enfrentarse al brazo armado de la Ley, puede tener consecuencias. Y las heridas de bala son una de ellas.

    A menos, claro, que seamos lo suficientemente meapilas como para pretender que deban llevarla pero no usarla. En ese caso, ruego encarecidamente al presidente del gobierno que sustituya el arma reglamentaria por un plumero. Así al menos dejarán limpia la ciudad en sus patrullas.

  4. En mi intervención anterior yo no he pretendido dar una respuesta inmediata al caso concreto de los sucesos de Leganés, lejos de mi intención está considerar los castigos que se merecen esos energúmenos, para eso ya tiene fórmulas nuestro juez. Era una simple reflexión sobre lo que yo opino que puede servir para prevenir sucesos como estos incluso otros menos graves.

  5. Me gustan en general todos los comentarios que se hacen sobre los niñatos de Pozuelo. He de decir que mi familia vive en Pozuelo y allí paso una buena parte de mi vida, cuando el trabajo me lo permite.
    Los padres de esos niñatos son víctimas de una diarrea mental que cursa por brotes que van desde el hedonismo al acomplejamiento postfranquista, sin olvidar la correccción política para darle el tufo definitivo.
    Hay algo, sin embargo, que me preocupa en algunas entradas del BLOG y es la disyuntiva española educación-represión. No se si tanto Sol nos ha secado la neurona de la complementariedad, pues es un hecho que sobre cualquier tema tendemos a los extremos y nunca a la comprensión global. Educación y represión no son antagónicas sino que junto con la ayuda son complementarias.
    Para cortar el rollo. A los niñatos de mi pueblo, Pozuelo, represión por chorizos y educación y ayuda por si podemos enderezarlos.

    Por cierto a los padres complacientes con sus retoños les quiero expresar el mayor de mis desprecios por cretinos. ¡ Os van a dejar tirados a las primeras de cambio en una residencis y administrando vuestro dinero!. Eso si os comprarán una silla de ruedas made in usa y unas pantuflas, de esas horteras, con el toisón de oro y la flor de lis.

  6. Y yo me pregunto ¿Los padres no somos responsables de las acciones de nuestros menores? ¿No deberían condenar “solidariamente” también a los padres?. Por ejemplo, que le impongan a los padres la misma condena que a sus hijos así, al menos, podrán estar un rato con ellos y saber qué opinan y cómo piensan.
    En las noticias escuché que los padres iban a recurrir la sentencia porque les parecía excesiva. De “estos polvos vienen esos lodos”.
    ¿Puede ser excesivo agredir a la autoridad? Seguro que lo es y el castigo que tenga esa acción debe ser importante.
    Mi padre nunca hubiera recurrido la sentencia, me la hubiera duplicado porque le habían tenido que llamar la atención por mi culpa, por una mala acción mía. No sé si será excesivo pero a mí nunca se me ocurrió hacer nada semejante, ni se me ocurrirá.

  7. Reitero mis ánimos y buenos deseos para con su familia en estos duros momentos.

    Como siempre genial Sr. Calatayud en su \"Decálogo para formar delincuentes\" desgraciadamente casi todos los puntos se cumplen en el caso de mi hermano y su esposa, mi sobrino es producto de todo ello. Jamás en nuestra familia habíamos tenido un caso así pero parecer ser que es la moda y desde luego mi hermano no fue criado para eso al igual que ninguno de nosotros. Además son unos agonías, cumplen casi todos los puntos del Decálogo.

    Coincido con todos los mensajes anteriores pero quizá Miguel Ángel es la persona que ha puesto el dedo en la llaga ¿Qué ocurriría si la policía comenzará a tratar como se merecen a estos niños del botellón y de la vida cotidiana? Lo tengo claro, saldrían los progres de boquilla de siempre, no tengo que dar nombres de afiliaciones o siglas políticas ya que por todos son conocidas, se echarían las manos a la cabeza pidiendo dimisiones a diestro y siniestro, hablando de posturas franquistas y un largo etcétera de despropósitos con tintes electoralistas y si el gobierno que estuviera en el poder fuera el Partido Popular directamente lo tacharían de represivos y política neofascista.

    A mi hermano le pedí que dejara venir a mi sobrino al hospital de día en algunas de las sesiones de quimioterapia de mi esposa para que éste viera la otra parte más \"fea\" o \"menos divertida\" de la vida, que más allá de sus peleas contra los inmigrantes existe otra mucho más dura, justa y valerosa contra células cancerígenas que migran dentro del organismo de nuestros pacientes, que más allá del botellón hay otra dura prueba que es la administración de citostáticos, que no solo se vomita por un exceso de alcohol sino también por los efectos secundarios de los fármacos antes citados, que no solo se llora y grita en un estado de embriaguez sino también por amor, desesperación, y miedo por el riesgo de perder a tu ser querido, que un rostro demacrado no solo puede ser producto de una noche de juerga…

    Mi hermano creyó que era una lección demasiado fuerte y real para su hijo, lástima que no pensara lo mismo para las personas que obtuvieron el fruto de la ira de su hijo.

    Sobre el tema de los padres complacientes mejor ni hablar, ¡vaya! les resulta excesiva la pena para unos hijos con buenos expedientes académicos y sin antecedentes penales, pues nada esperemos que en la próxima borrachera no maten a nadie.

    No nos engañemos, la educación no solo está en la escuela, lo más importante es lo que los críos ven en casa. Entiendo que la semana laboral se hace muy larga como para echar un rato todos los días con los hijos y llegado el fin de semana es más cómodo tirar de billetera para que sus hijos estén todo el día en la calle y así poder descansar sin la molesta presencia de éstos, y seguramente disfrutar del famoso Canal Gol para ver los partidos de fútbol.

    Con todo esto no les resto culpas a los niños, qué respondan de sus actos.

    A veces me asaltan las dudas y me pregunto si los españoles somos capaces de vivir en paz sin confundir libertad con libertinaje, ojala me equivoque.

    Sr. Calatayud vuelvo a disculparme ante este largo mensaje, parece que lo de sintetizar no se me da muy bien.

    Un saludo para toda la familia.

  8. Estoy un poco cansado de que se cargue contra el botellón. A mi me gusta. He pasado momentos geniales con buenos amigos a lo largo de mi adolescencia y la etapa universitaria. Siempre se legisla en contra de fiestas como la de la primavera o el botellón mismo, como negando la existencia del hecho y la modernización del ocio, que por supuesto a nadie con mas de 40 años le cabe en la cabeza que pueda ser así.

    Tiene sus problemas, sobre todo por ese 10% incívico que esta en todas partes, pero os aseguro que hay toda una generación de médicos, abogados, ingenieros que hace o ha hecho botellón, que paga o pagará muy pronto muchos impuestos y que mientras su forma de vivir esta completamente vilipendiada, observan como el estado apoya industrias mucho más minoritarias o planes de desarrollo basados en ladrillo o turismo.

    Y seguro que pensais que los que hacemos o hemos hecho botellones no tenemos cultura ni educación, cuando en realidad, la mayoría observamos como las viajas generaciones, reconocidas por la frase “Como toda la vida se ha hecho…” se afanan en evitar que el mundo gire.

    Como en todo,lo dicho, hay minorías incívicas que salen en las noticias, gente que hace ruido, etc. Pero como toda la vida 🙂

    Un saludo

  9. Este decálogo, deberían de hacerlo circular desde los centros escolares a todos los padres, a ver si de de una vez por todas se empieza a educar como es debido, aún sabiendo que a muchos les molestarían, pero por lo menos que se les haga reflexionar sobre lo que están haciendo con sus hijos
    Un saludo

  10. Buenas noches, D. Emilio.
    Y digo DON, pues siendo yo también de esa generación puente, como Vd. la denomina con justa razón,las mayúsculas en su caso están más que merecidas.

    Cada vez que le leo, le escucho -que no le oigo- me pregunto ¿tan difícil no es al conjunto de individuos que conformamos esta sociedad de poder llegar a razonar de la forma en que usted lo hace?. ¿Por qué sus palabras y sus hechos no tienen un mayor calado ¡no digo ya social! sino en instancias superiores, ¡sí, quizás esas denominadas de poder!. Es un verdadero honor contar con Vd. en esta sociedad.

    Hoy he publicado un artículo en mi blog en referencia a su persona y mejor, pues creo que lo compartirá, en referencia a lo que usted dice en esas tituladas: Lecciones magistrales.

    Quería poner una foto suya (la que encabeza su blog, dónde ahora escribo) pero sin haberle pedido permiso no lo he hecho. Lo que si he hecho es enlazar su blog con el mio y caso de no ser correcto le ruego me lo indique.
    Reciba usted un fuerte abrazo de este ciudadano.

  11. POZUELO Y CIA.

    Lo primero, un fuerte abrazo para la señora Azucena y toda mi solidaridad para don Emilio y su familia.

    Ante la noticia de la mujer, víctima nº 40 en lo que va de año, asesinada por su pareja (masculina, por supuesto, que es cuando se cuenta), alguien comenta, con razón, en el foro del diario Público que “hay gente que tiene un sentido patrimonial de lo que dice amar, por eso no le importa destruirlo antes que perderlo.” Después, siguiendo con la costumbre de ese foro de aprovechar que el Pisuerga pasa por Valladolid, cita, con no menos razón, a los patriotas del PP entre esos “amantes,” aunque no sé por qué se olvida de los del PSOE, ERC, PNV y otros partidos, “amantes,” en ese sentido, de la patria y del poder como el que más.

    Pero, si de lo que tratamos es de la violencia doméstica, o la del botellón, que, para mi, cuando surge, es fruto de la violencia o irresponsabilidad doméstica, como bien apunta don Emilio, y nos ponemos a generalizar, hablemos de las madres que quieren tanto a sus hijos, que obstruyen la relación de sus hijos con su padre y familia extensa, en los casos litigiosos de separación. Pueden llegar a no llevar a los niños a la escuela, cuando le toca recogerlos al padre, y otras perlas que a la “propietaria” le salen gratis.” Si las desavenencias siguen, en caso de impago de la pensión, por ejemplo, se puede negociar con la propiedad amada: como no me pagas la pensión, no te dejo ver a los hijos, en lugar de denunciar por impago y dejar a los niños en paz, que no tienen culpa de nada ni son cosas (se mercadea con las cosas, no con seres humanos, salvo en tiempos de la esclavitud). Los niños de padres separados tienen, legalmente, con los presos, y con nadie más, algo en común: son los únicos que se benefician de un “régimen de visitas.” Y no hablamos de una minoría sino, luego a luego, de una mayoría, sin contar que esas tensiones en torno a los niños separados, las cuales, mediante la separación, se desnudan, sacan a la luz tantas tensiones en torno a los niños, y manipulaciones de los mismos, que se dan en los matrimonios sin separar.

    Está a punto de dirimirse, en un juzgado de familia de Alicante, un caso excepcional, aunque debería ser la norma: Una mujer pide que se fuerce a su ex marido a aceptar la custodia compartida, a lo que este se niega. La madre insiste, a pesar de que en el Ministerio de Igualdad le han dicho que “los niños tienen que estar con la madre.” Queda claro, así, que para que las feministas de la igualdad consoliden su ascenso al poder, que pasa también por acaparar el poder en el entorno familiar, como dice Micaela Navarro, necesitan, como colaboradores, a los machistas que no quieren aceptar su responsabilidad en el ámbito familiar y que el grano en el culo les surge a estas feministas cuando los varones reclaman la custodia compartida. Obvio subrayar que, en toda esta guerra, el menor es el último mono, por más que a tod@s se les llene la boca con el “favor minoris.” Porque el menor es tratado como una “res”, o sea, una cosa, que entra en el mismo saco con otras dos cosas, vivienda familiar y pensión, de forma que quien se queda con los niños, se apodera de todo el pack.

    Al hilo de todo esto, saca hoy El País un caso tremendo, más frecuente de lo que se piensa: Unos padres se fueron de fiesta dejando abandonada (sola en casa) a su hija de 5 años. Ello sólo, claro, no basta para ser noticia, si la sensibilización hacia el maltrato machista es inversamente proporcional al de la violencia contra los menores: cuanta más atención mediática y más protección a la mujer, más ignorancia y desprotección a los menores, en esas estamos. Los adolescentes pueden llamar la atención de los adultos mediante el botellón y hasta la delincuencia sexual, pero los niños, ¿qué pueden hacer? Para que el caso fuese noticia (en Público y otros diarios no lo es) necesitaba el toque sentimental (la niña llorando en la puerta a las 9 de la mañana porque sus padres aún no habían vuelto) y hasta tremebundo (picada por las pulgas de los perros de la casa).

    Sin embargo, convendría más atención mediática sobre cómo los padres (los varones … ¡y las madres!, las cuales gozan de total impunidad, como en los mejores tiempos de adoración a la Virgen María) y el Estado atienden a la infancia, más allá de la mojigatería simplista de no permitir que a los niños se les dé un cachete, si se quiere disminuir el problema de la violencia machista, y de cualquier otro tipo de violencia, excesos del botellón incluidos. Porque el niño, de cualquier sexo, que no es maltratado, se va a rebelar contra el maltrato, cuando sea mayor, mientras que, como lo saben todos los especialistas en maltrato, muy frecuentemente, el maltratador ha sido, a su vez, maltratado en su infancia, o ha contemplado el maltrato a su alrededor como el pan nuestro de cada día.

    Mucho cuento con el botellón de Pozuelo o el de Granada, cuando se convierte en un grano en el culo para los políticos. En caso de que los jóvenes simplemente se dediquen a abusar del alcohol, de la hiegiene y de la tranquilidad de los vecinos, entonces no pasa nada. Pero ¿el marco mediático y legal que está construyendo el PSOE y medios afines, con la complicidad del PP y medios afines, en torno a la infancia, qué?

    http://compartyr.blogspot.es/

  12. Yo siempre he educado a mis tres hijos todo lo contrario ha este decálogo.Y para nuestra desgracia padecemos en mi casa los malos tratos de mi hija de 13 años desde hace muchísimos años y sin embargo mis dos hijos pequeños son una divinidad .Lo que digo con esto es que por lo menos en mi caso y en otros que conozco tenemos delincuentes sin haberlos educado y si fuera poco encima tenemos que escondernos del resto de la sociedad por que se nos juzga y sentencia por lo que no tenemos culpa .En mi caso como nos han dicho los especialistas a los que hemos acudido es genético otra cosa que siempre negué y ahora lo tengo que aceptar por narices.Yo entiendo que es muy fácil opinar sin tener que vivir con este infierno pero las palabras hacen daño piénsenlo antes de dar una opinión sin tener un amplio conocimiento de los que se está diciendo.Gracias.

  13. Buenos días Sr. Juez encantada de saludarle, y le digo esto porque tenía ganas de encontrar la forma de comunicarme con usted de forma directa, y de verdad estoy encantada.
    Soy profesora de enseñanza secundaria, relativamente novel en este trabajo, llevo 6 años dando clase en institutos andaluces y en más de una ocasión me hubiera gustado mucho consultarle, comentarle, o pedirle opinión sobre casos de alumnos y problemas que he tenido en el insti, no tanto como profesora sino como tutora, y a veces, simplemente utilizarle como paño de lagrimas por que le prometo que en la mayoría de las ocasiones no necesitamos soluciones lo que necesitamos es llorar para desahogarnos
    Tengo 46 años y soy una enamorada de mi trabajo, creo que en esta sociedad que tenemos andamos un poco despistados en todos o casi todos los ámbitos, y si este extravió tiene norte este está desde luego en el triangulo que forman el joven, (el alumno), la familia, y el docente, (el instituto), en definitiva en la educación y yo con mi trabajo estoy justo en el centro del meollo y por eso me gusta mi trabajo, en el fondo hace que me sienta protagonista de mi historia,
    Creo que de la misma manera que hemos vivido el deterioro importante de valores podemos vivir la recuperación de estos, y esto debe empezar por una toma de conciencia de la responsabilidad que tenemos todos en el futuro de nuestra sociedad, sentirse implicado en la educación y en la convivencia, la recuperación de estos valores depende de todos no se trata de un problema de las aulas, ni de las familias, ni de sustituir el tú por el usted, como dice el defensor del “yonoseloque”, ni tampoco de que haya dos profesores por aula, a lo mejor, no digo que no, bajar la ratio de alumnos por aula si sería un buen comienzo, lo que si se es que nadie está exento de este problema, y que de lo que ha pasado en Pozuelo los responsables somos todos.
    Por último le cuento un historia, hace dos cursos, el curso pasado no el anterior, estuve trabajando en un instituto de Córdoba capital, pues bien cada día cuando salía del instituto a las tres le ponía a usted en el coche, la conferencia famosa que está en todos los lados, que incluso te bajas en audio de la mula, llegue a aprendérmela de memoria, era tan difícil el día a día en aquel centro que busqué, necesité algo que me recordara cada día porque estaba allí; un ejemplo de lo que yo viví, un grupo los alumnos venían de un barrio cercano, y cuando no querían venir al instituto, le rajaban las ruedas al autobús del transporte escolar se trataba de 15 alumnos destrozando la convivencia, el trabajo, y la vida de un centro 13 alumnos no más.
    Este año me toca La Línea, los colegas decimos que en La Línea ni vírgenes ni poetas, ni nada de nada si es posible, mañana empiezo, y le prometo que estoy nerviosa, me tocan los segundos de la ESO, e incluso me toca una tutoría de segundo de la eso, y estoy ilusionada, confio, tengo la esperanza de que se me dé bien, de entender a los alumnos y de que ellos me entiendan a mí, de “entrarles” bien y además me toca estudiar que este año son las opos, y después de cuatro convocatorias estoy segura de que este año ya me toca, y si no es así en dos años otra vez porque es lo que quiero, y es donde quiero estar, un beso

  14. Me comenta un padre que en las últimas fiestas locales salió una noche y grande fue su asombro cuando un chavalin le quitó el vaso. No se atrevió a reaccionar por temor a que se extendiera la mala uva de los chavales.
    Y este verano he tenido a los hijos adolescentes de mi compañero de piso, separado, claro. Y tuve que mantener las distancias porque traían un mal rollo que para qué, hasta el punto que el padre los devolvió a su madre antes de lo previsto.
    Pero también quiero apuntar que las personas mayores como yo también se las traen, no somos ejemplares, ni respetamos las normas de convivencia más elementales ya que enseguida hacemos prevalecer nuestro criterio sin más.
    Los primeros que hemos de plantearnos qué pasa con los jóvenes somos los adultos, la imagen que damos, como nos comunicamos con ellos, cómo llevamos los temas de ocio con nuestros hijos, etc.
    Yo también fui adolescente y tremenda. Aprendí a comportarme cuando ya de patitas en la calle tuve que buscarme las habichuelas, compartir pisos, ser consciente de que mi actitud tenía que mejorar si quería atraer lo mejor.
    NO ES FACIL MADURAR, PERO LA PUERTA SIEMPRE ESTÁ ABIERTA.
    Un saludo y ánimo.

  15. D. Emilio, me alegra enormente haber encontrado un sitio en la web en el que poder felicitarle por su manera de entender el derecho y la justicia. Ayer mismo tuve la suerte de escucharle en persona en una charla que dió en el colegio de mi hija, y una vez mas me sorprendió gratamente. Soy madre de dos niños, y ademas estudiante de derecho, a mis 40 años, en la Universidad de Sevilla, y quiero decirle algo: de mayor en mi carrera profesional QUIERO SER COMO USTED. Supongo que dará charlas en las Facultades de Derecho, pero debería dar mas, y que los futuros Jueces, Fiscales, y sobre todo Legisladores bebieran un poco de su fuente de sabiduria, y de esa justicia tal y como usted y otros muchos entre los que me encuentro la entendemos, una justicia que para ser justa ha de ser desigual.
    Me reitero en la felicitación hecha anteriormente por Jose Manuel Beltrán aquí, es un honor tener en nuestra sociedad a alguien como usted.
    Gracias por su labor con nuestros hijos.

  16. Estimado D. Emilio, he visto en video muchas de sus charlas, conferencias, etc, pero no habia visto el decalogo de educacion a los hijos, me parece fantastico, no se podria repartir en los colegios a todos los niños, deberian leerlo ellos y sus padres, pues los padres somos los primeros que fallamos en esto de la problematica educacion de los hijos. Se estan perdiendo los valores, antes a los mayores se les hablaba de usted, se les daba el sitio en el autobus, se les respetaba en definitiva, hoy se les habla de tu, se deja que se caigan en el autobus e incluso se les agrede a pedradas, a sabiendas los menores de que nos se les hara nada por ser menores, deberia de haber mas mano dura en este sentido por parte de los padres desde que los niños son pequeños porque sino al final los padres acabaremos agredidos por los menores, ya estamos viendo muchos casos de agresiones a padres, maestros, personas que les llaman la atenciaon por realizar actos vandalicos, es un grave problema junto con lo del botellon, que dentro de unos diez años veremos a estos menores o jovenes, con problemas de trabajo, de relacion de pareja, de salud que costara cientos de millones al gobierno pero vemos que se sigue publicitando el alcohol, sigue siendo ilegal a pesar de ser LA DROGA MAS DURA QUE EXISTE, yo he aprendido a mis 44 años esto, y le explico hasta que uno no llega a la curva de bajada del alcohol, es decir su punto maximo, y donde empieza la bajada, no empiezan los problemas, con la pareja:celos, peleas, incluso delante de los niños, con el dinero uno se gasta en alcohol lo que haga falta e invita a todo el mundo, con el trabajo o las obligaciones, empieza uno a dejar las cosas para otro dia, falta al trabajo etc. , con la salud, enfermedades mentales, como celopatias, fisicas como cirrosis de higado que provoca la muerte, el llamada sindrome de abstinencia o mono, es el mas fuerte de todas las drogas llegando a provocar el deliriums tremens que puede provocar la muerte, entonces me hago una reflexion profunda como siendo la DROGA MAS DURA y la mas dificil de quitarse de ella, el que diga que se quita solo y cuando el quiera es un autentico embustero sino que lo compruebe, se necesita ayuda medica para quitarse del alcohol puesto que vuelvo a insistir es la DROGA MAS DURA que existe, si alguien que lea esto necesita ayuda que acuda a GREXALES, Grupo de exalcoholicos granadinos, donde desinteresadamente les daran atencion medica, psicologica y psiquiatrica, a partir de ahora, inculcare a mis hijos lo malo que es alcohool y a lo que uno puede llegar a consecuencia del alcohool, que creo que es uno de los problemas principales que tenemos, al final vemos reportajes en tv. de como acaban las personas por culpa del alcohool, viviendo en la calle con un perrito, debajo de un puente, o como pasa en america peleandose con otros por un puñado de dolares.Aplicare el decalogo en la educacion de mis hijos, al menos tendre la conciencia tranquila por haberlo intentado, ademas veo como muchos padres a los que conozco hacen exactamente lo contrario de lo que dice usted en su decalogo. No me extiendo mas y siga usted con esta extraordinaria labor a la que lo doy mi mas sincero y caluroso apoyo, un saludo Americo Cabello.

  17. Estimado Juez.
    He estado en un acto de AnPe enn ourense y he conocido tu opinion sobre la educación. Te sugiero que te dediques a lo tuyo que es el trabajo de juez, el cual no me atrevo a valorar, ya que puedo decirte como docente que soy que tus conocimientos sobre educación son tan escasos como oportunistas y me consta que cambias tu discurso segun el auditorio que tienes a mano. Me parece muy bien que quieras ser famoso pero no está bien que sea a costa de los que dedicamos nuestras vidas a enseñar. Tus comentarios son vacios de contenido y llenos de frases que la gente quiere escuchar. Solo me gustaria que lo que deseas para esos desgraciados que estam internos en un reformatorio lo desearas para tus hijos. Entonces la cosa cambia, verdad?

  18. En cuanto al decálogo, le suena el nombre de Gabriela Mistral.Hace añosque esto está en casi todos los Centros de eSPAÑA. Estaría bien que de copiar algo citase la fuente, amigo.

  19. Mª Angeles C
    Las cosas no siempre salen bien, pero igualmente hay que poner los medios.
    Trece años no es una edad fácil, pero muchos años no son (si que pueden ser demasiados), dentro de diez años serán veintitres.
    Delincuente no creo que sea la palabra adecuada, antes enfermo; quizá falta de competencia social o de competencia afectiva. Creo que es una prioridad romper la mala dinámica y crear un ambiente de respeto en el grupo familiar (y cariño, si es posible). Cuando los recursos propios se agotan es aconsejable requerir ayuda externa (no parece suficiente un diagnóstico) se necesitan soluciones (al menos intentarlo) cuanto antes mejor.
    Como la Super Nani no estará disponible, aconsejaría utilizar los servicios que la sociedad pone a disposición de los padres(servicios del Ayuntamiento, el Pediatra, del Centro educativo, de la Comunidad). Estos le ayudarán u orientaran, y se deberá buscar la solución en un nivel o en otro.
    Suerte

  20. Carnicero:

    Si sugieres que el decálogo que expone Emilio es un plagio del \"Decálogo del maestro\" de Gabriela Mistral creo que deberías retractarte, porque la única coincidencia es la palabra \"decálogo\".

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.