Tan desaconsejable es criar hijos ‘light’ como hijos mártires: ni bambis ni rambos

Buenas, soy Emilio Calatayud. Sé que lo más difícil en casi todos los aspectos de la vida es encontrar el término medio, que es donde habitan la virtud y el sentido común. Pero siempre hay que intentarlo. La introducción viene a cuento de que ahora hay muchos padres que están  preocupados porque sus hijos sean demasiado ‘lights’ o descafeinados, es decir, de esos que se quedan encerrados en un ascensor y, en lugar de pulsar la alarma, llaman a papá o a mamá (o a los dos) para que les den instrucciones. Para no caer en eso, me temo que hay padres que practican lo contrario: es decir, que el niño se come todas las collejas en el cole y la familia le dice que eso es normal y que aguante. Pues no es normal y no tiene que aguantar. Tan desaconsejable es criar hijos ‘light’ como hijos mártires. Ni bambis ni rambos. Cariño y respeto para educar, pero también disciplina, rigor y límites. Y quien tenga una fórmula mejor, por favor que la aporte.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.