Cuando hay niños que están pensando en el sexo y en violar en lugar de jugar a policías y ladrones es que nos hemos equivocado en todo

 

 

 

Foto: Ramón L. Pérez

Buenas, soy Emilio Calatayud. Supongo que ya todo el mundo conocerá el suceso que está investigando la Fiscalía de Menores de Jaén por una posible agresión sexual de varios niños a otro en una escuela. Lo primero es dejar trabajar a la justicia, y más cuando se trata de menores. No hagamos espectáculos, por favor. También es necesario dejar claro que es un hecho muy poco habitual y que los colegios son seguros.

Pero también es verdad que todos los jueces de Menores hemos visto casos de este tipo y me temo que cada vez veremos más. Cuando hay niños de doce años que sólo están pensando en el sexo y en violar en lugar de jugar a policías y ladrones es que nos hemos equivocado en todo. Tenemos que dejar que los niños sean niños y no empujarles a ser adultos prematuros. Pero lo cierto es que hay muchos niños y niñas de doce años que han visto porno. Está a un clic de sus teléfonos inteligentes. Es la sociedad del todo vale para vender. Queremos que sean adultos y son niños. Y algunos puede creer que el porno es la realidad. Y pasa lo que pasa.

¿La solución?: educación y autoridad. No hay otra. Que los maestros no vayan con miedo al colegio. ¿Cómo van a regañar los maestros a un niño que acosa a otro si sabe que luego va a venir el padre del acosador y le va a meter una bronca o un viaje? Si es que no le agrede el propio alumno.

Y lo que digo siempre, que no se tape el acoso en la escuela, que se denuncie, porque si no, irá a más. Y enseñemos a nuestros hijos que reírse de las víctimas para congraciarse con los matones es de cobardes. Quien tiene que sentir vergüenza es el agresor y no la víctima…

Educación, educación, educación y autoridad….

 

Deja un comentario