Nuestros hijos van a vivir peor que nosotros y no lo saben, tienen que aterrizar

 

 

Ilustración de Martín Olmos

Buenas, soy Emilio Calatayud. Lo digo siempre: no es fácil ser padre, pero tampoco es fácil ser hijo. Los nuestros van a vivir peor que nosotros y no lo saben. Les vamos a dejar un mundo que les ofrece millones de cosas, que les bombardea constantemente para que consuman y se diviertan, pero apenas van a poder consumir. Los sueldos son bajos y no pueden irse de casa de los padres, pero las nuevas tecnologías son un escaparate infinito que les muestra lo que nunca podrán tener. Nuestros hijos tienen que aterrizar. Y cuanto antes mejor. En caso contrario, van a pasarlo mal y se van hartar de comer tierra.

Deja un comentario