Los tres recordatorios que hay que pegar en la puerta de la nevera… y en el baño

Buenas, soy Emilio Calatayud. Aquí os dejo tres recordatorios (que no son nuevos, pero siempre tendrían que estar de moda) para los hijos que deben estar pegados en la puerta de la nevera familiar, y más ahora que es verano y las formas y los fondos se relajan. La nevera es buen sitio porque los adolescentes siempre tienen hambre y más en verano. Pero un amigo me sugiere, y acepto la sugerencia, que los tres recordatorios también deberían estar en una pared del baño, que es el sitio de la casa en el que los adolescentes pasan más tiempo. Pues aquí van los recordatorios.

  1. Artículo 155 del Código Civil: “Los hijos deben obedecer a sus padres mientras permanezcan bajo su potestad, y respetarles siempre. Los hijos deben contribuir equitativamente, según sus posibilidades, al levantamiento de las cargas de la familia mientras convivan con ella”.
  2. El decálogo para formar un delincuente, que empieza así: “Desde su más tierna infancia, dé a su hijo todo lo que le pida. Así crecerá convencido de que el mundo le pertenece”.
  3. El decálogo de mamá iPhone para que los hijos hagan un uso responsable del móvil, que empieza así: “Hijo, es mi teléfono. Yo lo compré. Yo lo pagué. Yo te lo presto. ¿A que soy genial?”.

Deja un comentario