“Don Emilio, ¿podría condenar a mi hijo a cortarse el pelo?”

 

Buenas, soy Emilio Calatayud. Una amiga me ha mandado la fotografía que acompaña a este comentario con una pregunta: “Don Emilio, ¿podría condenar a mi hijo a cortarse el pelo?”.  El de la foto es su hijo, claro. Me he reído un rato y después le he contestado que tener el pelo largo no es delito (al menos por ahora). Así que no puedo condenar a su hijo a que lo pelen. Debe ser una decisión suya. Eso sí, le puedo dar un consejo: chaval, si quieres ser calvo de mayor, no te cortes el pelo.

Por lo demás, agradezco todas las muestras de simpatía que me habéis hecho llegar por la sentencia del corte de pelo.  También las críticas, por supuesto. Soy perfectamente consciente de que encarno un poder del Estado, y eso es muy serio, pero en ninguna parte dice que los poderes del Estado no puedan resultar simpáticos alguna vez.

Deja un comentario