El informe PISA y los ‘botelloneros sin fronteras’

Some girls joke with a half-naked man in Punta Ballena street in Magaluf holiday resort in Calvia on the Spanish Mallorca Island on July 19, 2014. Known among some tourists as "Shagaluf, the resort has suffered particularly bad press over the past 12 months after a video showing a Northern Irish teenage girl performing sex acts on a group of men during a bar crawl went viral last summer. It is estimated 1 million Britons visit the region each year, bringing €800m ($866m) to the local economy, but the council is desperate to improve the reputation of destination, reported British journal The Guardian. AFP PHOTO / JAIME REINA
Un grupo de ‘botelloneros sin fronteras’, en Mallorca.

Buenas, soy Emilio Calatayud. Vamos a hablar del informe Pisa, que es el que se supone que mide la burricie o inteligencia de nuestros estudiantes de 15 años. Al respecto, diré lo que digo siempre: a estas alturas del siglo XXI, todavía sigo condenando a chavales a aprender a leer y a escribir, y a sacarse la ESO. Así que la verdad es que no me hace falta mirar el informe Pisa, que es importante y hay que valorarlo, para saber que la educación está regular.

Pero eso es una cosa y otra distinta es que nosotros tiremos nuestra autoestima por los suelos. Vamos a ver, muchos jóvenes de los países que sacan mejores calificaciones en el informe Pisa, lo primero que hacen al llegar a España es emborracharse y lo segundo, bajarse los pantalones. En cuanto cruzan la frontera, ni Pisa ni ‘Piso’. No me lo han contado, lo he visto con mis propios ojos en algún viaje: chicos universitarios bajando de un avión con bolsas de plástico llenas de bebidas alcohólicas. Pues bien, estos ‘botelloneros sin fronteras’ sabrán mucho de Ciencias, Matemáticas y leerán muy bien, pero de educación andan cortitos. También es verdad que los españoles, porque, en algunos lugares, tenemos una concepción equivocada del turismo, se lo permitimos…., pero esa es otra historia. Por cierto, no generalizo, que la mayoría de los que nos visitan son gente perfectamente civilizada.

Deja un comentario