“Ni Periscope ni hostias” (en Granada diríamos ‘ni pollas’)

Buenas, soy Emilio Calatayud. Supongo que a estas alturas todo el mundo conocerá el vídeo de esa madre que abronca a su niña cuando la sorprende viendo imágenes de contenido erótico con la aplicación Periscope. Dice la buena señora “ni Periscope ni hostias”, y lo único que se me ocurre oponer es que aquí en Granada diríamos “Ni Periscope ni pollas”, pero sólo es un matiz lingüístico.

Este es más o menos el contundente discurso de la madre en cuestión: “Estáis en Periscope y ha salido un tío con la p… al aire. Como te metas ahí mañana me verás. Me tienes quemadísima. Es que no puedo más. No sé dónde vamos a ir a parar con la mierda de los móviles”. Ni yo tampoco, señora, ni yo tampoco.

 

 

 

 

Deja un comentario