“Don Emilio, mi padre de 82 años se sabe cada párrafo de su libro”

Buenas, soy Emilio Calatayud. En realidad, todo está dicho en el titular de de este comentario. Conchi, una amiga del ‘Feisbú’ y del blog, nos escribe para contarnos que compró ‘Reflexiones de un juez de Menores’ y que, su padre, de 82 años, se lo ha aprendido de memoria. Imposible recibir un elogio mejor. Muchas gracias. Siempre he dicho que si no fuera juez de Menores sería juez de la Tercera Edad (que deberían existir) y cosas como esta me reafirman en esa idea.

Por cierto, sólo recomendar a todos nuestros mayores otras dos lecturas: ‘Mis sentencias ejemplares’ y ‘Buenas, soy Emilio Calatayud y voy a hablarles de…’, ja, ja, ja.

Deja un comentario