Por fin llueve en Granada y el ‘sirimiri’ ha borrado el olor a marihuana

Buenas, soy Emilio Caltayud. Como la lluvia no acababa de llegar a Granada, hasta Sierra Nevada había perdido el apellido. Pero por fin está lloviendo en Granada y huele a tierra mojada… y no huele a marihuana, que también se agradece porque ya estábamos todos ‘emporraícos vivos’. Iba a escribir sobre James, el jugador del Madrí, y el ejemplo que ha dado a los chavales al ser cazado conduciendo a 200 por hora con su cochazo de niñato pijo. Luego, para resaltar lo bueno del fútbol, pensé en escribir sobre Peñaranda, el delantero del Granada que hace un par de meses estaba en Segunda B y ahora va a gol por partido en Primera… Y es un niño de 18 años, Después quise hacer algo sobre las CUP, pero no he entendido nada de lo que dicen: que sí, que no, tal vez, a lo mejor, puede… Y así llevan ya unos cuantos meses mareándonos a todos… Y la casa sin barrer.

Pero llegó la lluvia y se diluyó el olor a `maría’ en Granada… y eso no es una noticia, son dos.

 

 

Deja un comentario