“Estoy hasta la polla del juez ‘Calatayú'”

Buenas, soy Emilio Calatayud. Como muchos de vosotros ya sabréis, llevo ya años alertando de que la edad mínima para comprar un móvil a un niño debe ser los 14 años -aunque deberían ser los 30, que es cuando se supone que podrán pagárselo-. El caso es que algunas madres y padres me han tomado la palabra y cuando sus hijos les piden los móviles les dicen que “el juez Calatayud dice que hasta que no tengas catorce años, nada”.

Pues bien, el otro día me contaron que un niño de doce años al que le negaron el móvil por mi ‘culpa’ dijo. “Estoy hasta la polla del juez ‘Calatayú” -aclaro que, en granaíno, estar ‘hasta la polla’ de alguien es estar harto: aquí no lo entendemos como un taco-. Total que cada vez que me acuerdo, me da la risa. De hecho, no puedo seguir escribiendo, ja, ja, ja.

Deja un comentario