Envidio la buena educación de nuestros mayores

Buenas, soy Emilio Calatayud. Estamos perdiendo el fondo y las formas. Y eso nos pasa porque nos hemos olvidado de lo que nos enseñaron nuestros mayores. Pero ellos no lo han olvidado, gracias a Dios. Por ejemplo, cuando van al médico, y por muy mal que se encuentren, se esfuerzan para dar las gracias a las personas que les atienden. Debería ser lo normal, pero no lo es. Y es una pena. Tenemos que tomar nota. Envidio la buena educación de nuestros mayores.

Deja un comentario