Condenan a seis niñas por agredir a otra menor y difundir la paliza por Whatsapp

 

Soy Carlos Morán, el compañero de blog de don Emilio. Diréis que estamos un poco pesados con el tema de los móviles y probablemente tengáis razón. Prometemos enmendarnos, pero, de momento, aquí tenéis una noticia que ilustra cómo los teléfonos con conexión a Internet pueden ser una herramienta para cometer delitos. Esperamos que os interese

“No es un secreto para nadie que los niños y adolescentes son unos consumados expertos en el manejo de los teléfonos móviles con conexión a Internet y que se mueven en las redes sociales con notable soltura. Lo que no parece que tengan tan claro es dónde acaba el juego o la broma y empieza el territorio de la transgresión. Probablemente fue lo que les ocurrió a las seis chicas menores de edad que acaban de ser condenadas por la comisión de un delito contra la integridad moral, que consiste en someter a otra persona a un trato degradante y humillante. En este caso, las muchachas se citaron con la víctima, otra niña como ellas, y tras propinarle una paliza, difundieron la agresión a través de Whatsapp

En este caso no fue necesario celebrar la vista oral del juicio, ya que las jóvenes reconocieron ser las autoras de los hechos y asumieron el castigo que solicitaba para ellas la Fiscalía de Menores de Granada, una conducta que habla en favor de las acusadas. En este sentido, tres de ellas deberán realizar una prestación en beneficio de la comunidad que consistirá en dedicar 55 horas de sus vidas a colaborar en la atención a niños discapacitados. Las otras tres menores infractoras tendrán que permanecer durante un año bajo la estrecha vigilancia del tribunal sentenciador, un periodo de tiempo durante el cual deberán cumplir una serie de objetivos educativos y sociales. Por ejemplo, tendrán que rendir cuentas de sus avances en la escuela y la justicia controlará sus amistades”.

Deja un comentario