Un recuerdo y ánimo para todos los enfermos y los que les cuidan

Buenas, soy Emilio Calatayud. Mañana, día 25 de agosto, se cumplen cuatro años del fallecimiento de Azucena, mi esposa. Cuando llega esta fecha, no puedo evitar acordarme de aquellos días amargos y del túnel en el que entré. Pero también de cómo salió adelante toda la familia, del apoyo y del cariño que nos dimos unos a otros. Afortunadamente, hoy puedo decir que, pese a las dificultades, he podido rehacer mi vida y soy feliz. He dejado atrás el túnel pero quiero dar mi ánimo a todas las personas que están enfermas y a sus cuidadores. Un saludo.

Deja un comentario