Más sobre los hijos que agreden a sus padres

Buenas, soy Emilio Calatayud. Recientemente comenté que los casos de los hijos que agreden a sus padres van a más, que es una epidemia…, pero igual se me olvidó dar alguna pincelada de optimismo. Vamos a ver, de esto se sale. Yo he tenido algún caso en el que los propios chavales han aceptado que les prorrogase la medida de internamiento o de convivencia en un piso para salir a la calle bien y no volver a las andadas. Cuando están a punto de cumplir la medida, se les explica que igual les harían falta cuatro o cinco meses de internamiento o de convivencia para estar más seguros y ellos lo aceptan de buen grado. Es un síntoma de madurez y, en estos casos, la madurez es sinónimo de rehabilitación. Que sí, que de esto se sale.

Deja un comentario