Menos coches oficiales, eliminación de sueldos vitalicios, limitación de mandatos, etc

Buenas, soy Emilio Calatayud. Sigue el debate sobre la corrupción. Hay quien dice que lo que pasa es que las cosas no se comunican bien, otros que hay que regenerar la vida pública -lo que no dicen es cómo se hace eso-, otros que… Yo pienso que todo es más sencillo: si mañana hubiera un buen número de cargos públicos que se bajasen del coche oficial y fueran al trabajo andando o en autobús, sería un buen principio. Y si pasado se eliminasen los sueldos vitalicios y los organismos repetidos, sería una buena continuación. Y si luego se hiciese un mocho con el dinero que se ahorraría para ayudar a los que peor lo están pasando o para devolver el poder adquisitivo a la gente, pues también sería bueno y la indignación se iría calmando. Y si después se limitasen los mandatos, mejor que mejor… Es fácil, solo hay que hacerlo. Un saludo.

Deja un comentario