Cataluña

Buenas, soy Emilio Calatayud. Lo que voy a contar ahora no es nuevo -está en el último libro-, pero creo que viene al caso. En una ocasión, di dos conferencias en Cataluña el mismo día. Por la mañana, hablé para los miembros de la comunidad educativa de un colegio pijo y conservador y, poco después, para simpatizantes de la izquierda independentista. La conferencia fue la misma en ambos casos: los derechos y deberes de nuestros hijos, los peligros que les acechan, etc. En ambos casos me felicitaron. Lo que se me ocurre decir ahora es que es más lo que nos une que lo que nos separa. Un saludo.

2 Comentarios

  1. La educación está presente en los pijos y en los independentistas, puede que solo fuera eso, de todos modos en poco tiempo las cosas han ido a peor y como ocurre con los niños si se portan mal y no se les corrige estos se sublevan cada vez más, de esto usted sabe mucho.

    Saludos

  2. Ciertamente la educación, es tarea ardua y difícil, hay que saber premiar los buenos comportamientos y penalizar los malos o reconducirlos lo mejor que podamos. Las correcciones y las imposiciones por decreto eternos ( porqué lo mando yo ) pueden comportar sublevaciones que no dan ningún resultado óptimo ( de hecho son factores de riesgo crimninógenos )

    La tarea como padres es dar a nuestros hijos esa base de construcción personal para que el día de mañana quieran ser lo que quieran ser, des de la libertad y no del sueño o deseo frustrado de sus progenitores, los cuales deberían aceptar, admirar, acompañar y hacer de esa emancipación ( o deseo de ser ) una nueva relación fructífera. Más teniendo en cuenta que nuestros hijos a cierta edad ya les toca tomar decisiones, sobre su futuro. No es cierto ?

Deja un comentario