“Muchas veces me dan ganas de condenar a los padres, lo que pasa es que no puedo”

Aquí va un resumen de urgencia de lo que está diciendo ahora mismo don Emilio en el programa de televisión ‘Pido la palabra’, de Canal Sur Televisión.

Sobre el matrimonio homosexual:

“Yo nunca he tenido que juzgar a un menor de un matrimonio homosexual. Es verdad que la ley es reciente. Ya veremos qué pasa en el futuro. No digo que sea mejor ni peor, pero, como juez, nunca he tenido al hijo de una pareja homosexual.  Yo soy católico, sí, pero   hablo como juez”.

Sobre programas televisivos como ‘Hermano mayor’

“Los casos son reales. Hay algo de producto televisivo y estos casos no se solucionan tan rápido. Pero son reales. Es más, la realidad supera a la ficción. Yo he tenido hace poco a una niña que le rompió la muñeca a su madre que era invidente. Los chavales pueden ver estos programas, pero acompañados por los padres”.

Sobre las nuevas tecnologías

“Yo creo que un niño no debe tener móvil antes de los catorce y si lo tiene, que sea solo para llamar. Los padres somos tontos. No conozco a ningún padre que tenga un móvil mejor que el de su hijo y así nos va”.

Sobre los padres

“Muchas veces me dan ganas de condenar a los padres, lo que pasa es que no puedo”.

Sobre el botellón.

“Yo no puedo fumar casi en ningún sitio, pero los niños pueden hacer botellón”.

“Vengo de la capital del botellón, Granada ya es más conocida por el botellón que por la Alhambra. Es una vergüenza”.

Sobre la ley del Menor

“Que no me digan que la ley de Menores es blanda, cuando en España un adulto que ha matado a 100 personas sale a los quince años. ¿A cuánto le sale el muerto?”.

Sobre el orgullo de ser juez

“Lo que más orgullo me da es cuando un chaval que es más bruto que un arao aprende a leer y a escribir”

 

 

2 Comentarios

  1. Bueno…,Sr Emilio,sus argumentaciones evidencian que aquello que a usted le afecta tiene todos los números de ser valorado de una u otra determinada manera; usted no puede fumar por que hay una ley que así lo establece,nada tiene que ver la comparativa con el botellón ambas conductas son reprobables,por otra parte, la religión nada tiene que ver con la condición sexual,usted dice ser católico, pregunto, y qué?,no hay católicos homosexuales?,me parece que un niño criado en una familia sin tabúes,sea o no homosexual, es exactamente lo mismo que otro.Referente a la ley del menor, hay un clarísimo concepto equivocado,se asocia la dureza con el encarcelamiento,penas duras etc en cambio, opino, que sin educación no puede haber conciencia social y por tanto buen comportamiento en sociedad.La dureza debe ir implícita en cambiar aquellos patrones que han fracasado socialmente,a más desigualdad más delincuencia y por tanto más conductas delictivas.Ofrezcamos a las personas al margen de conción social, etnia y/o religión, las mismas oportunidades y entonces veremos el resultado que obtenemos, quiero decir, no se puede privar a un niño de las herramientas básicas,( viviendo desde que nace entre familias desestructuradas,copiando patrones indignos y luego pretender que nos salga letrado,carpintero o barrendero,así pues, considero la educación libre la principal fuente para formar al individuo en sociedad, más que censurar y/ o condenar desde la dureza establecida sin tener en cuenta los aspectos concretos ya citados.

  2. Bueno…,Sr Emilio,sus argumentaciones evidencian que aquello que a usted le afecta tiene todos los números de ser valorado de una u otra determinada manera; usted no puede fumar por que hay una ley que así lo establece,nada tiene que ver la comparativa con el botellón ambas conductas son reprobables,por otra parte, la religión nada tiene que ver con la condición sexual,usted dice ser católico, pregunto, y qué?,no hay católicos homosexuales?,me parece que un niño criado en una familia sin tabúes,sea o no homosexual, es exactamente lo mismo que otro.Referente a la ley del menor, hay un clarísimo concepto equivocado,se asocia la “dureza” con el encarcelamiento,penas duras etc en cambio, opino, que sin educación no puede haber conciencia social y por tanto buen comportamiento en sociedad.La dureza debe ir implícita en cambiar aquellos patrones que han fracasado socialmente,a más desigualdad más delincuencia y por tanto más conductas delictivas.Ofrezcamos a las personas al margen de conción social, etnia y/o religión, las mismas oportunidades y entonces veremos el resultado que obtenemos, quiero decir, no se puede privar a un niño de las herramientas básicas,( viviendo desde que nace entre familias desestructuradas,copiando patrones indignos y luego pretender que nos salga letrado,carpintero o barrendero,así pues, considero la educación libre la principal fuente para formar al individuo en sociedad, más que censurar y/ o condenar desde la dureza establecida sin tener en cuenta los aspectos concretos ya citados.

Deja un comentario