La cuestión siria: indignidad

El 26 de agosto de 2013, leíamos el siguiente titular en El País: “Obama da los últimos pasos hacia una intervención militar en Siria”. Lean, lean y fíjense cuánta contundencia… para nada.

Obama, anunciando la inminente intervención en Siria, en 2013, por televisión...
Obama, anunciando la inminente intervención en Siria, en 2013, por televisión…

Dos años después nos hemos olvidado de que Bachar el Asad era un asesino sin escrúpulos que utilizó armas químicas contra sus propios ciudadanos. Porque entonces “llegó” el Estado Islámico y todo cambió. Hezbolá, Irán y el chiísmo radical ya no parecían ser la peor pesadilla para Estados Unidos. Ahora, Obama se apoya en estos regímenes para combatir al Estado Islámico cuando precisamente fue el régimen de Washington el que alentó a las facciones más integristas de Arabia Saudí de las que nació el EI… para combatir el chiísmo.

Dos años después, se vuelve a hablar de intervención en Siria. Pero de un tenor muy diferente. Dos años después…

El País Siria

¿Y, mientras, en Europa? Pues eso. Que habrá que hablar con Al Asad, que se nos está llenando el patio de atrás, AHORA, de incómodos refugiados. Y algo habrá que hacer, AHORA, no sea que muera otro niño en la playa frente a una cámara de fotos y se vuelva a liar la cosa, con la gente pidiendo que se haga algo. AHORA. O mañana, ya si eso…

Lean, lean el acertado y preclaro análisis que hace un experto hoy, en El País, dos años después de aquel otro titular: Larga vida a Al Asad.

- ¿Qué soy un qué, me decíais? Repetid, anda, que no lo he oído bien...
– ¿Qué soy un qué, me decíais? Repetid, anda, que no lo he oído bien…

Qué inquietantes, oportunistas y dolorosas resultan la geoestrategia y la política internacionales…

Jesús Lens

Twitter Lens

Navidades en guerra

Mi primera columna del año, en IDEAL, nos recuerda que hay otras realidades por ahí fuera bastante tristes y demoledoras. Por desgracia.

Antes, cuando viajaba en Navidad, solía elegir destinos del Oriente Medio, buscando perderme por esos mundos islámicos que tan extraños, desconocidos y desconcertantes nos resultan; transitando por Siria, Líbano, Yemen, el Malí o Egipto.

Leo la prensa de estos días y veo con preocupación que el Líbano puede ser el próximo país en precipitarse por la senda del horror de la guerra. Los demás de mi particular lista navideña, por desgracia, ya están bien bañados en sangre.

 Oriente Medio hezbola

Lo de Siria, en concreto, es tan brutal como representativo del caos geopolítico en que vivimos. Hubo un momento en que la intervención internacional parecía tan inminente como imprescindible. ¿Se acuerda el lector? Al Assad era una bestia sin entrañas que había gaseado a sus conciudadanos y eso que se ha dado en llamar la Comunidad Internacional iba a tomar cartas en el asunto. El uso de armas químicas era inadmisible y Obama se había puesto serio.

Por arte de birlibirloque, los emisarios de Al Assad consiguieron convencer a quienes manejan el cotarro de que tampoco había sido para tanto y de que, en cualquier caso, nunca mais. Así que… aquí paz y después gloria. En Siria, sin embargo, guerra, muerte y destrucción. Pero fuera de foco.

 Oriente Medio siria

Y es que los analistas se dieron cuenta de que los rebeldes que luchaban contra Al Assad estaban alimentados, nutridos e incluso dirigidos por los islamistas integristas de Al Qaeda. Y, mentada la bicha, se acabó la justicia internacional, la defensa de los derechos humanos y la firmeza contra el régimen sátrapa sirio; lo que ha conllevado la desestabilización de un Líbano en el que Hezbolá sigue desempeñando un importante papel… a la espera de saber qué deriva tomará el Irán del nuevo presidente Hasán Rouhaní.

Mientras, las únicas noticias que nos llegan de Egipto son las que hablan de Jornadas de la Ira, violencia en las calles, represión y muerte. Por su parte, Yemen no existe, informativamente hablando. Excepto cuando algún atentado terrorista provoca cincuenta o más muertos, el medievalismo en que sigue apresado uno de los países más hermosos, enigmáticos y subyugantes de Oriente lo aleja de los focos y la atención mediática.

 Oriente Medio

Y, aunque parece que el Malí ha ido recuperando una cierta normalidad tras la derrota-retirada del MNLA, que llegó a dividir el país en dos e impuso la sharia como ordenamiento jurídico en todo el norte del país; el comienzo del 2014 tampoco verá la celebración del mítico Festival del Desierto, a orillas de Tombuctú, dado que era imposible garantizar una mínima seguridad.

El 2014 acaba de amanecer en un mundo caótico que se desangra por incontables heridas. Nosotros tenemos suerte. Aunque vaya por barrios. Y nuestro primer propósito de Año Nuevo debería ser, en la medida de lo posible, tratar de no joderla.

Jesús Lens

Preguntas sirias

Vale.

¡No a la guerra! Estoy de acuerdo. La guerra es lo peor. Es la hez. Es lo peor del horror. Es una puta mierda, por decirlo suavemente.

Esto, ¿es la guerra?
Esto, ¿es la guerra?

Vale.

¡No a la política imperialista de los EE.UU.! ¡No al papel de Amos del Universo que se atribuyen los yanquis! ¡No, no y mil veces no!

Vale.

Ahora bien y dejando al margen las armas químicas, ¿qué pasa con los más de cien mil muertos que van en Siria? ¿Dónde estaban, donde estábamos hace dos semanas estas voces que ahora clamamos, iracundos, contra la posible intervención en Siria? ¿Y hace dos meses? ¿Y hace un año?

Item más.

De verdad, en serio… cuando han sido asesinadas más de 100.000 personas en dos años de guerra larvada y silenciosa (para que el que no haya querido ver ni oír), ¿es justo ahora cuando descubrimos que hay que hacer algo en Siria que, de forma misteriosa, pacífica, rápida e indolora; termine con las matanzas?

En resumen, ¿por qué hemos esperado dos años y 100.000 muertos para llenar nuestros muros con pintadas de “No a la guerra”? ¿Y a qué guerra nos referimos, en concreto?

Siria muertos

No sé.

A veces… no sé ni entiendo nada. De nada. Empezando por mí mismo.

En Twitter: @Jesus_Lens

¿Y si ya ha comenzado el Apocalipsis?

Aunque los zombies se apoderan de la acción de “World War Z” casi desde el principio de la película, unas imágenes previas nos dicen que, antes de que estallara la epidemia, ya hubo señales del apocalipsis que estaba por llegar; mayormente protagonizadas por animales que se mostraban especialmente agresivos, y por brotes de súbita y letal violencia entre humanos.

 EGIPTO

Y ahí me surgió la duda. ¿Y si, en realidad, el apocalipsis ya ha comenzado y lo estamos viendo, en vivo y en directo por televisión, además de seguirlo por Twitter, en tiempo real?

Estos días asistimos, espantados e impotentes, a la guerra civil siria. Una guerra civil que se prolonga desde hace meses y que, en realidad, solo ha tenido picos de audiencia cuando un grupo de combatientes se comió las entrañas de sus rivales. O aparecieron arrastrando sus cadáveres por las calles, prendidos por cuerdas atadas a unas camionetas que parecían ser caballos desbocados en el Far-West. (AQUÍ, las brutales imágenes, que hieren sensibilidades, ojito).

Y, ahora, las armas químicas.

 Apocalypse Damasco

Y una imagen brutal: miles de sirios que buscan refugio cruzando la frontera de… ¡Irak!

Hacer un repaso por otros de los puntos calientes del planeta, desde Libia y Egipto a Afganistán y Pakistán, sin olvidar los agujeros negros en que parte de África está sumida; la violencia narcoterrorista, las mafias que se han adueñado del avispero que es la Europa del Este y, claro, el desmantelamiento del teórico Estado del Bienestar en la Europa comunitaria…

 Apocalypse México

¿Y si todo ello no es que fueran tanto síntomas como la prueba, real y palpable, de que el fin del mundo ya está ocurriendo?

De hecho, para los miles de egipcios masacrados en la plaza Tahrir, para los (presuntamente) gaseados en Damasco, para los que agonizan de hambre y malaria en el Sahel o mueren de SIDA en África del Sur; para las mujeres lapidadas en Afganistán y las desaparecidas de Juárez… para todas esas personas: ¿no ha llegado el fin del mundo?

 Apocalypse Tijuana

Menos mal, eso sí, que la Liga ya ha empezado. Y es que, si se tienen que cumplir las profecías de San Juan, mejor que nos pille viendo a Bale finalmente de blanco y discutiendo sobre la titularidad de Casillas, la forma de Neymar y las lesiones de Messi…

¡Apocalypse Now! (Luego no digas que no avisé. AQUÍ, por ejemplo. Y AQUÍ. Por no decir AQUÍ y AQUÍ también…)

En Twitter: @Jesus_Lens