Raquel, hoy hay que correr

Sé que estás nerviosa. Es natural. Te vas a enfrentar a tu primera carrera de 10 kilómetros. Que se dice pronto. Tu primer acierto: haber elegido para el debut el Memorial Padre Marcelino, una de esas carreras que son, efectivamente, populares. Y es que esta mañana, varios miles de corredores os daréis cita en las calles de Granada. Y de ello hablo en mi artículo de IDEAL.

01_CARRERA_MARCELINO_2016

Raquel, espero que no hayas alterado ninguna de tus rutinas alimenticias, para no encontrarte con sorpresas gástricas durante la carrera. Normalidad. Y naturalidad. ¿Estamos?

Nada de estrenar ropa nueva, por ejemplo. Y, sobre todo, sal a disfrutar. ¿Se puede disfrutar, corriendo 10 kilómetros, cuando no tienes mucha experiencia? Por supuesto que sí. La clave es pasarlo bien. Y para eso, siempre hay trucos.

Por ejemplo, querida Raquel: aprovecha para descubrir tiendas, lugares y espacios que jalonan el recorrido y en los que nunca habías reparado. Paradójicamente, corriendo se perciben mejor las cosas que en el día a día, cuando vamos absortos en el móvil y andando a toda velocidad, porque siempre llegamos tarde. Corriendo, todo se ve más pausadamente.

marce1-640x437-640x437

Otro truquillo: ríete (por lo bajini) de esos ansia viva que no se habían enterado de que había una carrera y, un domingo a las 10 de la mañana, necesitan imperiosamente cruzar con su coche por Arabial o el Camino de Ronda, no pudiendo esperar 15 minutos a que pasen los atletas. ¡Eso sí que son prisas!

Importante, también: no mires con envidia a las personas que llevan churros a casa. Fíjate bien en su expresión y verás cómo, en realidad, son ellos los que te envidian a ti. Algunos pondrán cara de incomprensión, pero en realidad les gustaría poder estar ahí.

Y habla con la gente. Si no puedes… es que vas demasiado rápido. Y se trata de terminar la carrera lo más a gusto posible. Tampoco tienes que dedicarte a los Diálogos de Platón, pero una frase aquí y otra allá, relaja mucho. Y sonríe a las decenas de voluntarios que te harán más agradable el recorrido. Sin ellos, todo esto sería imposible. Disfruta del sonido de las respiraciones y de las pisadas sobre el asfalto. ¡Hay música, ahí!

1458_1

Y por fin, Raquel, cuando cruces la línea de meta, piensa en una sola cosa: tú, más que nadie, te mereces el calor de los aplausos que vas a sentir.

Jesús Lens

Twitter Lens

¡Raquel nos trae dCabeza!

Querida Raquel:

Lo estabas pidiendo a voces.

Tú, amante de las palabras, enamorada de la gramática y tan adicta a los diccionarios como Charlie Sheen a… bueno, a casi todo lo que puede ser adictivo; estabas pidiendo a voces tener un blog.

Porque las redes sociales, el Twitter y el Facebook, los buzones de mensajería instantánea y los mails están muy bien, pero no son suficientes.

Aunque llevas mucho tiempo trabajando entre letras y palabras, hay muchas cosas que solo se pueden escribir, decir y publicar desde una tribuna individual, privada y personal.

Y tú tienes mucho que decir. Y que contar, opinar, proponer, debatir, sacar a colación, expresar, discutir y comunicar.

Por todo ello, ¡enhorabuena! ¡Y gracias! Estoy convencido de que esta nueva bitácora, dCabeza, nos va a proporcionar muchas y muy buenas alegrías.

Habrá veces que pienses que, en vez de dCabeza, le tendrías que haber puesto dCulo: estarás cansada, harta y, quizá, sin ganas de escribir.

Todo eso es pasajero. Las ganas siempre vuelven. Igual que, a veces, se van.

¿Todos los días? Quizá no todos, pero sí la mayoría. Y no siempre hay que escribir. A veces una foto, una imagen o enlazar un artículo es más que suficiente. ¡Como tú te sientas! ¡Como tú lo sientas!

Es curioso y sintomático. Ahora, la edición digital de El País se está encontrando con la sorpresa de que artículos o reportajes publicados hace meses, incluso años, son redescubiertos por lectores que los lanzan a las Redes Sociales y acaban convirtiéndose en lo más leído del día. Ejemplo: El negro. Majestuoso.

La actualidad no siempre manda. O, quizá, hay temas que nunca pasan de moda y siempre son actualidad.

Así que, no te agobies. Escribe tan bien como sabes y cuenta lo que te apetezca contar. Es tu espacio, es tu bitácora.

¡Es tu cabeza!

Conste que esta cabeza es una metáfora. Nada más 😉

Y gracias a tu, a vuestra feliz iniciativa, ahora podremos saber, un poquito mejor, que fluye, borbotea y ruge ahí dentro.

¡Seremos testigos de excepción de tus conexiones neuronales!

Seguidores impenitentes, jueces implacables.

Querida Raquel, has traspasado la línea de no retorno.

¡Bienvenida al Infierno! 😉

Jesús bloguero Lens

A ver qué blogueábamos los pasados 10 de enero: 2009, 2010 y 2011.

EN EL MA DE CAJAGRANADA PASAN COSAS

Dedicado a Antonio, Diego, Enrique, Juani, Gema, Fernando, 

Raquel, Rafa, Ana, Cristian, Luis…

Y todo el resto del equipo

que lo estáis haciendo felizmente posible.

 

 

El MA. El Museo de Andalucía. El Centro Cultural de CajaGRANADA. El Teatro Isidoro Máiquez. La Plaza de las Culturas. ¡La mina!

 

Allí pasan cosas. La Granada nueva, vanguardista y diferente. Una Granada vital y excitante.  

 

Anoche estábamos Lillian, Talía y yo compartiendo un plato de choto y un tomate aliñao en el Juanillo, frente a la Cueva del Curro, tras haber disfrutado de Lucía Guarnido bailando con la Alhambra iluminada al fondo, en la Chumbera; y me lo decían: “No nos esperábamos esa Granada”.

 

Ambas conocen nuestra ciudad desde hace años. Han venido en varias ocasiones. Y, tomando unas birras en uno de los centros turísticos granadinos por excelencia, repasábamos ésta su más reciente estancia en nuestra ciudad: visita al Museo de la Memoria de Andalucía, a la colección de arte de CajaGRANADA, dos tardes en las charlas del I Encuentro de Literatura de Viajes, dos conciertos nocturnos y una comida que no pudo ser en el Tartessos, que nos quedó pendiente. Entre un miércoles y un viernes. Y todo ello en apenas unos miles de metros cuadrados de espacio bien cementado y mejor cimentado.

 

Y muchas cervezas y charlas compartidas con un montón de gente, incluyendo a Javier Reverte, Manuel Villar, Rafael Guillén, Antonio Lozano o Fernando Sánchez Dragó (no dejen de leer la deliciosa entrevista que le hizo Ángeles Peñalver para IDEAL. No tiene desperdicio).

 

Al terminar sus conferencias, los autores no fueron secuestrados o abducidos por los organizadores del Encuentro de Literatura de Viajes, sino que se quedaron en la Plaza de las Culturas tomando unas cervezas y unos vasos de vino, relajadamente, hablando con todos los que tenían ganas de compartir con ellos un rato de conversación.

 

Muchas cosas buenas se podrían decir de este Encuentro. Pero la mejor es ésa: que los anfitriones y su director, el ubicuo e incansable Pedro Enríquez, han acertado de pleno al propiciar que, tras el Encuentro oficial, la presencia de los autores se prolongara en un encuentro informal regado de ideas, charlas, creatividad, anécdotas, risas, fotografías y buen humor.

 

Con paciencia infinita, los camareros que atendían la barra de la Plaza de las Culturas, sin descomponer su generosa sonrisa, regaban abundantemente la sed que tanta palabrería nos provocaba al respetable. Y es que, en el MA empiezan a pasar cosas. Sus responsables querían que así fuera y así está siendo.

 

Esa terraza, la Plaza de las Culturas, empieza a ser punto de encuentro ineludible para cualquier persona con curiosidad intelectual y vital o, más sencillamente, para todos los que quieren pasar un rato agradable y distendido. Todos los jueves hay actividades, públicas y gratuitas, en la Plaza de las Culturas. Y ya están empezando a funcionar los Talleres. A uno de ellos, por cierto, el de la Palabra, vamos a hacer por sacarle todo su jugo.

 

Y, por supuesto, seguiremos usando y abusando de esa barra y esa terraza en la que los Francis, Estrella y el resto de jóvenes profesionales de la hostelería local están dando lo mejor de sí mismos para convertir en una palpable realidad eso que, muchas veces, llamamos de forma pomposa “la Fiesta de la Cultura”: una excitante, alegre y creativa fiesta para el cuerpo y el alma.

 

Jesús Lens, agotado, pero dichoso. Y ya cargando las pilas para Agüimes y Semana Negra de Gijón.