PTS. Futuro perfecto

Si no lo veo no lo creo. O, más exactamente: lo he visto y aún me está costando asimilarlo. Porque ayer tuve la ocasión de hacer una rápida visita al nuevo hospital del Parque Tecnológico de la Salud. Y todo lo que hay allí dentro, impresiona. Por decirlo suavemente.

20150121.- FOTOGRAFIA: JOSE MARIA  GONZALEZ MOLERO. LABORATORIO DEL NUEVO HOSPITAL DEL PTS. LLEGADA DE LAS PRIMERAS MUESTRAS.
20150121.- FOTOGRAFIA: JOSE MARIA GONZALEZ MOLERO.
LABORATORIO DEL NUEVO HOSPITAL DEL PTS. LLEGADA DE LAS PRIMERAS MUESTRAS.

Más allá de sus inabarcables dimensiones, impacta la modernidad que deja traslucir su interior, entre laboratorios, salas para análisis de muestras, pantallas y monitores de última generación y una robotización que coloca a este vanguardista complejo hospitalario a la cabeza de los de su género.

Y llama la atención, también, la juventud de las decenas y decenas de personas que trabajan en los laboratorios y en el resto de salas de investigación especializada.

PTS modernidad

Acostumbrados a los discursos institucionales que hablan de la Marca Salud, aplicada a Granada, basta una rápida visita a una de sus más punteras instalaciones para constatar la realidad que subyace más allá de las palabras. De hecho, sería muy interesante que se organizaran jornadas de puertas abiertas para que los granadinos pudiéramos conocer todo lo mucho y bueno que alberga el PTS y sentirnos orgullosos del talento que atesora esa parte de la ciudad que, todavía, es una gran desconocida.

Es un hecho. Además de la Alhambra y de un patrimonio histórico-artístico envidiable, más allá de la Sierra, las tapas, la Universidad y la Costa Tropical; hay una Granada que apunta al futuro desde la feliz realidad del presente. El PTS es, efectivamente, el referente imprescindible que nos debe propulsar a un siglo XXI basado en la investigación, el desarrollo y la innovación, en el sector biosanitario.

PTS

Es difícil apreciar lo que no se conoce y, aunque el PTS sea un espacio dedicado a la ciencia, el estudio y la investigación, sería bueno mostrarlo al público. Y, de paso, las administraciones deberían ponerse de acuerdo para adecentar todo su exterior. Cuando no dispongo de mucho tiempo, suelo correr por la Avenida de la Innovación y alrededores. Y sigo teniendo la sensación de transitar por el decorado de una película de ciencia ficción en la que los edificios más vanguardistas se erigen sobre solares abandonados y descampados dejados de la mano de Dios. El PTS y los granadinos nos merecemos que esta Neo-Granada también sea un espacio para uso y disfrute de los ciudadanos.

Jesús Lens

Twitter Lens

Espectral

Hace unas semanas salí a correr por la zona del Parque Tecnológico de la Salud y escribía estos párrafos de aquella experiencia.

Hace unos días, volví a recorrer la zona, al trote. Quería estirar las piernas antes de una carrera de montaña y me fui a «ver obras», pero con las zapatillas puestas. Y, al llegar a casa, le escribí un Güasap a mi hermano y al resto de Cabras Locas, instándoles a acompañarme en una visita guiada, siempre al trote cochinero, por una de las zonas más contradictorias de Granada.

Hoy, IDEAL y Granada Hoy nos despiertan con las dos portadas que siguen.

A propósito de Llewyn Davis gato

¡Efectivamente! Queremos insistir a Alejandro Amenábar, a los responsables de la saga de «REC» y a cualquier otro cineasta en la conveniencia de que vengan a ver escenarios para películas pesadillescas en las que se conjuga un futuro High Tech con el abandono y la desolación más absolutos.

aabb

La combinación del diseño futurista más atractivo y epatante con los cascajos, la basura y los matojos brotando entre las losetas de las aceras es un espectáculo que ahora mismo ofrece el PTS y que, por supuesto, nadie se debe perder. Vayamos a que a las administraciones competentes les de por meterle mano a la zona y la pongan toda bonita y habitable…

Jesús Lens

Firma Twitter