Marca Pep

Nunca olvidaré aquella noche, madrugada ya, en que nos encontrábamos bien castigados, toda la tarde dándole duro a las barras. Se acercarían las 4 am cuando, aposentados en nuestras banquetas del Studio JA de Mariano, en Salobreña, decaía la conversación. Entonces, Colin, muy serio, pronunció una de esas frases suyas, memorables:

 

– Jesús, vamos a hablar de cosas serias. Vamos a hablar del saber hacer y el saber estar de Guardiola.

 

Guardiola, entonces, aún no era el filósofo del fútbol (Valdano seguía en el Madrid) y todavía meaba solo colonia. Después empezó a miccionar esencia de rosas destiladas.

 

Hoy, Guardiola es Pep. Y es Káiser. O Herr. Y es todopoderoso. Y se ha convertido en una marca.

Pep

¿Cómo le irá en la Bundesliga? ¿Y en la Chmapions, con el Bayern? Pero, sobre todo, ¿será capaz de envolver a sus jugadores con su prosa poética… en alemán? No sé. El alemán es un idioma, además de complicado, bastante antipático. Woody Allen decía que siempre´que oía música de Wagner, sentía una irrefrenables ganas de invadir Polonia. Yo, siempre que escucho alemán, pienso que me stá cayendo una bronca.

 

Pero Pep es mucho Pep. Aquí, y en la Bundesliga.

 

Termino esta diarrea mental con una pregunta: ¿suena lo mismo el “¡Vente a Alemania, Pepe!” de los años 70 que el “Willkommen, Pep!” de los años 10… del siglo siguiente?

 

En Twitter, me puedes encontrar como @Jesus_Lens

Trueba y Guardiola hablan

No sé si mi querido Colin Bertholet habrá escuchado esta conversación, pero es buen momento de pararse un rato frente al ordenador y repantingarnos sobre el sillón de nuestro despacho, en el sofá del salón. De las pocas cosas que me gustan más que hablar está el escuchar a hablar a personas que tienen cosas que decir y que aman las palabras y el arte más antiguo del mundo: el de la conversación.

Jesús palabrotón Lens

Y en 2008, 2009 y 2010, ¿de qué hablamos tan día como hoy?

5 MA: Dignos de admiración

Mucho, demasiado tiempo, el que hemos dejado pasar Edu y yo para juntarnos y charlar. Aunque de ese tema del juntarse hablaremos más pronto que tarde, ahora quiero hacer referencia a un tema que surgió en nuestra larga, fructífera y gratificante conversación.

¿Por qué no es Amancio Ortega un tipo conocido y reconocido en este país?

Eduardo, además de ser catedrático en la Universidad de Granada, creó hace unos años una empresa, Seven Solutions, con un grupo de compañeros de la Facultad, en un intento de llevar a la práctica muchas de las cosas que estudian a nivel puramente teórico y abstracto. Y, aunque han recibido premios y reconocimientos de lo más variado a lo largo de este tiempo, ahí siguen braceando, en mitad de la tormenta.

Una de las cosas que comentamos es que los empresarios siguen teniendo mala prensa y, en nuestra sociedad, la empresa todavía es vista como algo ominoso y amenazante. Y surgió el tema de Amancio Ortega.

¿Quiénes son los tipos más admirados en España? Seguramente, futbolistas y cantantes. Seguramente, igual que en el resto del mundo.

Y de aquella charla, este Post: ¿a qué españoles admiras más?

Vamos a hacer un ejercicio, a ver qué nos sale: elige a los 5 españoles vivos y en activo que más admires. ¿Vale?

Yo voy a hacer mi lista, tocando palos diversos.

Empecemos por el deporte. Empecemos por Guardiola. Que tuvo en momento en que empezó a parecer una caricatura de sí mismo, pero se ha reformado y está otra vez en ese tono discreto que le caracteriza, ganándolo todo, sin dar un ruido. Y, además, preparando su transición al fútbol inglés, sin encastillamientos ni miedos por la aventura exterior.

Sigamos por Eduardo Punset. Al que sigo desde tiempos inmemoriales. De cuando terminó la aventura del CDS y montó su efímero Foro. Ahora me encanta su programa, compro la revista “Redes” y leo todo lo que cae en mis manos de él.

Continuemos por Álex de la Iglesia, que habrá hecho cosas bien, regular y mal, pero que no deja un charco sin pisar, lo que en estos tiempos de corrección política y de falta de compromiso, se agradece un montón.

Admiro a Amancio Ortega. En aquel Máster que hicimos del Instituto de Empresa nos pusieron el caso de Zara como modelo y… ¡menudo modelo! Impresionante, lo que ha sido capaz de montar… y mantener y hacer crecer, siempre desde la discreción.

Y me queda un quinto hombre. Un quinto elemento. ¿Pau Gasol, el mejor, jugando y ganando en el mejor equipo del mundo? ¿Antonio Banderas, que triunfó en la Meca del cine, pero mantiene proyectos en nuestra tierra? ¿Chano Domínguez y su fichaje por Blue Note?

No.

Vamos a no repetirnos y a mostrar admiración por Pedro Duque, el astronauta. ¿Hay que explicar por qué?

No sé qué os parecerá mi selección, pero ardo por leer vuestros MA5: “Five Most Admired”

Jesús Lens.

¡HAGA DE ENTRENADOR GUAY!

Yo iba a preguntaros (textualmente) por Shutter Island, pero la lectura de la prensa seria mañanera y un mail en labandeja de entrada me han hecho cambiar de prioridades.

 

¿Habéis leído hoy el Marca? O era el As. No lo sé. El caso es que el entrenador del Villareal les puso a sus jugadores un fragmento de Al Pacino en “Un domingo cualquiera” para estimularles, antes de salir al campo.

 

Con ello se une a Guardiola, cuyos proverbiales “saber hacer, saber estar” empiezan a cansar, la verdad. Porque si el vídeo de Gladiator en la final de la Champions dio la vuelta al mundo, el pasado fin de semana, Pep les puso a sus jugadores un Informe Robinson con la expedición que se montó para el rescate de un montañero herido, para resaltar lo importante del espíritu solidario y el trabajo en equipo.

 

Lo comentaba con Óscar Urra (si aún no habéis leído sus novelas, no sabéis lo que os estáis perdiendo), otro merengón como la Copa de un pino. Y coincidíamos -en mi caso, con un punto de envidia- en que Guardiola empieza a ser demasiado perfecto, casi un personaje literario que levita por encima del bien y del mal.

 

Y entonces, Óscar, que además de ser devoto de la única religión futbolística verdadera y de escribir como Dios, es un cachondo, nos proponía el siguiente juego:

 

“¡Haga de entrenador guay!”

 

¿Qué película pondría usted a los jugadores del Real Madrid antes de jugar en el Bernabeu la final de la Champions de este año?

 

Él mismo nos propone algunos posibles títulos:

 

“El Ultimatum de Bourne”

“Cometieron dos errores”

“Los Vikingos”

 

Y yo todavía me estoy despelotando de la risa.

 

Los blaugranas seguro que optarán por títulos como “Misión imposible”. Y los amantes de los remakes disfrutarían con los renacidos “El equipo A”.

 

Yo todavía ando pensando en cuál sería la mejor de las pelis, pero entre tanto… ¡pasapalabra!

 

Venga. A darle al bolín.

 

¡Haga de entrenador guay!

 

Jesús Lens & Óscar Urra.