Apocalipsis de nuevo cuño

Me resistía a leer ‘Apocalipsis suave’ durante la cuarentena. Lo compré justo al principio del confinamiento en Librería Praga, recomendación de Javier Ruiz, el sabio librero de la blanca barba; pero no le he metido mano hasta hace unos días, cuando empezó la desescalada.

Les confieso que le tengo más miedo a estos días de desfase en los que impera el ‘sí pero no’ y el ‘no pero sí’ que a las semanas más duras de la cuarentena, cuando había una consigna clara: no pisar la calle más que para lo estrictamente imprescindible.

De ahí que la lectura de ‘Apocalipsis suave’, de Will McIntosh, publicada por la editorial Gigamesh; me haya resultado tranquilizadora y terapéutica. ¡Cómo! ¿Pero no se trata de una distopía? Sí. Un distopía muy creíble, además. Una distopía posible. Si me apuran, hasta probable. Y precisamente por eso me ha resultado relajante: ahora que vivimos en una distopía real y auténtica, es agradable salir a la calle y comprobar que aún no ha llegado el Apocalipsis. Aunque sea suave.

“Vas a leer una novela acerca de lo lento y progresivo que puede ser el final de tu especie. Y te va a gustar. Te hará pensar en cómo el tiempo se convierte en un vector crítico a la hora de estudiar las reacciones en cadena”, escribe el escritor Emilio Bueso en un prólogo que vale su peso en tinta. China. El autor de la mítica ‘Cenital’ explica en muy pocas palabras de qué va la novela: “de fijar a cámara lenta el foco de los acontecimientos”.

La novela comienza con un grupo de gente que, en su fantasmagórico deambular, se cruza con una tribu de mexicanos que se abren camino por la cuneta de la autopista, hundidos en la maleza hasta las rodillas. ¡Ahí está todo! Grupos de nómadas que transitan por un escenario que, hasta hace unas semanas, era inimaginable. Por ejemplo, ¿quién iba a suponer que las cabras montesas saltarían por encima de las barcas de la playa de Calahonda, con un gran tiburón como testigo de sus cabriolas, a escasos metros de la orilla?

Ingeniería genética, bandas salvajes, tribus errantes, drogas y placebos en una novela que, ojo, no tiene zombis ni mutantes. Una historia de anticipación cuya lectura resulta terapéutica en tiempos de confinamiento porque nos hace pensar que el Covid-19 ha sido un aviso y aún tenemos tiempo y margen para redefinir nuestro papel en el mundo.

Jesús Lens

Esto es lo que hay

Publicábamos en IDEAL este artículo, “Con la que está cayendo”,  y hoy me he encontrado con esta viñeta de Forges…

Espero que mañana podamos acceder on line al reportaje entrevista que Jesús Vigorra ha hecho de “Café-Bar Cinema” en su programa “El público lee”. ¡Menudo culmen para una semana intensa, de libros, charlas y presentaciones! La profesionalidad del equipo de Vigorra queda bien reflejada: iluminación, maquillaje, montaje, documentación… en dos palabras: GRA-CIAS. Y al Alfonso XIII y ese fantástico Bar Americano, con Antonio y sus Martinis. Un lujo.

Y gracias a la Feria del Libro de Granada. Unas 2.500 personas siguieron en directo, en streaming, la charla que mantuvimos con Alejo Cuervo, editor de Gigamesh y responsable de la publicación en España de “Canción de hielo y fuego” o, lo que es lo mismo, “Juego de tronos” y con Quique y Berni, de Canal +. Hablaremos más en extenso de ello, pero anticipamos una cosa que dijo Alejo que me gustó: todos los que de alguna manera entran en contacto con RR Martin y el universo de Juego de Tronos, no solo se enganchan sino que su trabajo se ve exponencialmente crecido y mejorado.

Y, sobre todo, gracias a quiénes me acompañáis siempre que podéis en todas estas locuras, sea de cuerpo presente o virtualmente. Sin vuestro apoyo, complicidad y amistad; nada de esto tendría sentido. Vosotros sois el acicate para seguir leyendo, escribiendo, blogueando, viendo cine, publicando artículos y, si la suerte nos sigue acompañando, otros libros.

En tres palabras: ¡MIL GRA-CIAS!

Esto es vida y… ¡seguimos!

Jesús Lens

¿Qué blogueábamos los 29-A anteriores? 2008, 2009, 2010 y 2011

De cafés, bares, películas y tronos… ¡os espero!

Hoy es el día. ¡Ha llegado! Hoy tenemos un exigente y excitante programa doble que nos permitirá disfrutar, a las 18 horas, en la Sala de Exposiciones de CajaGRANADA en Puerta Real de la complicidad y la compañía de Jesús Conde y Manolo Villar, hablando de “Café-Bar Cinema”.

Yo prometo estar muy discreto. Porque si me quieren ver y oír, ¡ays!, el domingo a las 19.30 horas, en Canal Sur 2, estaremos con Jesús Vigorra, en su programa literario “El público lee”. Y ahí sí tendremos oportunidad de explayarnos…

Pero volvamos a hoy. Entre las 19 y las 20 horas estaremos en la Caseta de Firmas de la Feria del Libro, en el corazón de Puerta Real. ¡Pásense por allí y echemos unas palabrillas, unas risas y, si tenéis algún ejemplar de “Café-Bar Cinema” por dedicar, firmar o regalar; ¡es el momento!

Y no se crean ustedes que la cosa termina ahí. ¡Ni mucho menos! A las 21 horas, en la Biblioteca de Andalucía, unimos en la misma mesa a los editores de los libros del ciclo “Juego de Tronos” con los responsables de Canal + que exhiben la serie.

Una ocasión excelente de saber más sobre las interioridades de lo que se ha dado en llamar, el Fenómeno Juego de Tronos y que, si no estáis en Granada, podéis seguir a través de Internet.

La página web de la Feria del Libro de Granada tiene una pestaña a través de la que se acceder al streaming de una Mesa Redonda que, también, nos traerá clips con material inédito y espectacular de la serie, preparada ex profeso por los amigos de Canal +.

Y, a través Twitter, podéis dejar preguntas con el hashtag #jdtengranada . Seis de ellas serán contestadas por los participantes en la Mesa de hoy.

Como veis, un viernes intenso tras el que pienso recluirme debajo de una piedra, por los siglos de los siglos y hasta más y mejor ver… ¡en Salobreña!

¡Os espero!

Jesús estresado & ilusionado Lens

Feria del Libro 2012

¡Ya está aquí! ¡Ya llegó la Feria del libro 2012! Aunque el frío, la lluvia y el viento traten de engañarnos, estamos en primavera. Y la primavera es temporada de hojas. De hojas de papel.

Llega la Feria del Libro, salimos del aletargamiento invernal y hay que activarse.

Por eso vamos a darle un nuevo impulso a este tema que tanto nos gusta, de bares y películas, de cafés y cine.

¡Presentamos “Café-Bar Cinema”, en la Feria del Libro! Y lo hacemos de la mano de dos buenos amigos: el pintor Jesús Conde y el novelista Manuel Villar.

Será el viernes 27, a las 18 horas, en la Sala de Exposiciones de CajaGRANADA en Puerta Real.

Pero es que, después, ese mismo viernes, coordino un monumental Encuentro-Charla-Presentación sobre ese fenómeno llamado “Juego de Tronos”.

Un fenómeno que va más allá de la saga literaria que nos ha llegado de manos de Alejo Cuervo y Gigamesh y de Canal +, dos de cuyos responsables (Berni Melero y Quique Muñoz) traerán material inédito del que podremos disfrutar en la Biblioteca de Andalucía. Tenéis más información sobre este evento en este reportaje que preparó Manuela de la Corte en Granada Hoy: “El invierno llega a la Feria del Libro”. ¡Veréis que no pude reprimir el impacto que me causó este final de la primera temporada de “Juego de Tronos” y el mono que tenemos de serie, como proclamábamos en esta galería de imágenes!

El mismo viernes 27, a las 21 horas.

¡Ni que decir tiene que os espero para ese programa doble, que después regaremos convenientemente por esos bares que tanto nos gustan!

Además, el miércoles 25 estaré con mi querida Pilar Ortiz, en Puerta Real, presentando su estupendo libro-catálogo “Ventanas Veredas”, en el que tuve el honor de participar con un texto muy sentido. ¡A las 18 horas!

Pero la cosa no queda aquí. Porque queremos hacer una Ronda de Librerías para acercar “Café-Bar Cinema” a los lectores. Empezaremos por nuestra querida Salobreña y su 1616 (de la que hablábamos en este artículo de IDEAL), el día 5 de mayo, sábado, a las 11.30 de la mañana, aprovechando que el domingo tenemos carrera del Gran Premio de Fondo de Diputación. ¡Deporte, cultura y amigos; tres en uno!

Vamos a participar en el Club de Lectura que coordina Cecilia, mi querida Señorita y maestra de EGB, en el Colegio CajaGRANADA. Y, por fin, el jueves 7 de junio, ¡vamos a tomar Madrid! Apunten, apunten.

Porque Mahoma y la montaña están felizmente condenados a encontrarse, aquí y en la China, si fuera menester.

Ni que decir tiene que os espero a todas y a todos en todos y cada uno de los eventos. ¿¿¿¿EHHHHH????

Jesús activándose Lens

A ver, los 20 de abril de 2008, 2009, 2010 y 2011.

Juego de tronos

Infundado. El temor era infundado. Porque, cuando le meten a uno una serie hasta por los orejas, desde meses antes de su estreno, el temor era que no estuviera a la altura de lo esperado, de lo anunciado, de lo prometido.

Que “Juego de tronos” es la serie que hay que ver lo saben hasta en la China. Y, si no sabes de lo que hablamos, lo mismo tampoco te has enterado de que hace unos días, dicen, mataron a un tal Bin Laden. Porque si no, no se entiende.

Prensa, radio, televisión y, sobre todo, Internet, vienen hablando de la gran apuesta televisiva de la HBO para este 2011, desde hace meses. Sin exagerar. Mismamente hoy, la publicidad de este Blog lo llevaba pegado, a la derecha de la pantalla: “Se acerca el invierno…”


¡Pues ya está aquí! Ya ha llegado. Ya está helando. Porque, efectivamente, el temor era infundado. No han hecho falta más que 60 minutos para estar ya rendidos a una serie que promete, efectivamente, sexo, violencia, aventuras, fantasmas, espada, brujería, ironía, réplicas y contrarréplicas y el máximo hijoputismo; elevados todos ellos a la enésima potencia.

Antes de ver el primer episodio ya habíamos leído que “Juego de tronos” era “Los Soprano” en versión medieval o una adaptación del universo del Señor de los Anillos a la contemporánea concepción televisiva, sin prejuicios, de la HBO. Habrá quién añada cosas de Conan, de Excalibur…

No debemos olvidar que “Juego de tronos” es la adaptación a la televisión, o sea, al mejor cine del momento, del ciclo novelístico de George R.R. Martin, titulado “Canción de hielo y fuego”, publicada en España por la visionaria editorial Gigamesh y traducida al castellano por nuestra querida, reverenciada, adorada y maravillosa Cristina Macía.

Y digo que no debemos olvidarlo porque el portentoso caudal imaginativo de Martin, al que conocimos no hace mucho en una Semana Negra, da para construir, él solito, todo un universo con resonancias a Tolkien… trufado de la auténtica historia medieval inglesa propiamente dicha.

Hablando del piloto que, efectivamente, cumple todo lo que prometía (realismo descarnado, sexo, violencia, personajes al límite, engaños, traiciones, conspiraciones, cuernos, personajes al límite, alianzas, estrategias, etcétera) podemos anticipar lo que, estamos seguros, será un hito televisivo de primer orden, de primera magnitud.

Lo que va a tener que tragar...

En serio. La tele, es lo más. De lo más. Pocas películas he visto este año que estén a la altura de “Tremé”, “The Boardwalk Empire”, “Mad men” o incluso la excelente “Crematorio”, de la que he disfrutado sus primeros tres episodios como si fueran toda una revelación.

Lo dicho. Apuntad: “Juego de tronos”.

IM-PRES-CIN-DI-BLE

Jesús juguetón tronado Lens.