Leonardo Padura y el Noir caribeño

Lo dice Jorge Perugorría, hablando de la adaptación a las pantallas de la tetralogía de Leonardo Padura: “Durante la grabación bromeábamos con que habíamos creado un nuevo género: el noir caribeño. Y de hecho lo es. Esta serie retrata La Habana de una forma espectacular, sobre todo los barrios decadentes que no suelen salir en el cine. La Habana es una protagonista más”. Y de ello hablo en la entrega semanal de El Rincón Oscuro, en IDEAL.

Pantallas, sí. No pantalla. Porque las cuatro novelas de Leonardo Padura que conforman la Tetralogía de las Cuatro Estaciones han sido adaptadas al doble formato de cine y televisión.

 

Así, a finales del pasado verano se estrenó “Vientos de La Habana”, la película dirigida por Félix Viscarret y en la que Perugorría da vida a Mario Conde, el personaje por antonomasia de la narrativa noir de Leonardo Padura, quien también fue coautor del guion. Un estreno casi clandestino… tras el que casi nadie vio la película.

Película rescatada en la recién terminada tercera edición de Pamplona Negra, el más madrugador de los festivales de género policíaco de España y que, dirigido por Carlos Bassas del Rey, se ha convertido en la más innovadora y original de todas las citas noir de nuestro país. Y allí estuvimos, hablando de Padura y de La Habana, aprovechando que está a punto de estrenarse la serie de televisión, “Cuatro Estaciones de La Habana”, con el mismo equipo técnico y artístico de la película.

 

Llega, por tanto, la primera gran producción internacional que ha podido filmarse en La Habana, con todos los permisos en regla. Un rodaje a lo grande, en las calles y los barrios de la capital cubana, que permite mostrar el auténtico rostro de la vapuleada Puerta de las Américas, tal y como la denominó el escritor Amir Valle en el maravilloso libro publicado por la editorial granadina ALMED.

Y, sin embargo, La Habana que nos cuenta Padura a través del policía Mario Conde, no es la de ahora, La Habana contemporánea que las recuperadas relaciones entre Obama y Castro tratan de sacar de su ostracismo. La Habana en la que Mario Conde conoce a Karina, interpretada por Juana Acosta, es la depauperada ciudad que, a comienzos de los 90, tuvo que sobrevivir al conocido como Período Especial.

 

Y es que, tras la caída del Muro de Berlín y el colapso de la URSS, las cosas se terminaron de joder en Cuba. La economía, completamente dependiente de los países del otro lado del Telón de Acero, se vino abajo y la sociedad cubana se vio inmersa en una crisis sin precedentes ni parangón.

 

A todo ello hay que sumar el desconcierto que había provocado la resolución de dos procesos conocidos como Causas 1 y 2/89, en las que fueron juzgados y condenados altos mandos del ejército cubano y otros prebostes del gobierno -incluyendo a un ministro- por delitos como corrupción, tráfico de drogas y traición a la patria.

El escritor Leonardo Padura, tras haber publicado una primera novela a comienzos de los 80, llevaba varios años centrado en su labor periodística, trabajando en largos reportajes sobre historia y cultura. Pero en 1989 ya estaba cansado y deseaba recuperar su trayectoria como novelista, forzosamente aparcada “por causas de fuerza mayor”.

 

Paradójicamente, su destino terminó de sellarlo una invitación a participar en un encuentro de escritores noir que se celebró en México, en octubre de ese 1989, el año en que todo cambió. “Viajé a México por primera vez, curiosamente como invitado a un encuentro de autores de novelas policíacas, cuando yo todavía no había escrito ninguna novela policíaca, aunque sí abundantes críticas y artículos sobre ese género”, declararía posteriormente.

A la vuelta de aquel viaje, Padura pudo, por fin, dar un paso al lado como periodista: el gobierno le encomendó la jefatura de redacción de “La Gaceta de Cuba”, una publicación cultural de periodicidad mensual que le permitió volver a dedicar parte de su tiempo, esfuerzo y talento a la narrativa.

 

Fue entonces cuando Leonardo Padura decidió que el género policíaco era el más indicado para contar lo que estaba pasando en Cuba. “Escribir una novela policiaca puede convertirse en un ejercicio estético de mayor responsabilidad y complejidad de lo que uno puede esperar en un género narrativo muchas veces calificado -y con razón- de literatura de evasión y entretenimiento… Es factible, por ejemplo, escribir una novela policíaca solo para contar cómo se descubre la misteriosa identidad de un asesino que ha cometido un crimen. Pero, además, puede proponerse indagar en profundidad en las circunstancias (contexto, sociedad, época) en que el asesino cometió el crimen”.

¡Ese es el noir que nos gusta a nosotros! El género negro que, más allá de descubrir al culpable, trata de explicar el porqué de sus crímenes, el contexto en el que se producen y las razones conducentes a cometerlos. Porque el delincuente es, también, hijo de su tiempo. Y las buenas historias negro-criminales deben escarbar en esa bastarda paternidad.

 

Jesús Lens

Vuelve la Nube Negra

Que no es que se haya ido en verano, pero que el otoño es la mejor época para volver a disfrutar de la Nube Negra, el sello negro y criminal que dirijo en la editorial Palabaristas.

 Nube Negra

¿Vosotros creéis en los Lectores de Verano? Yo, la verdad… poco. O se es lector, o no se es.

Y la novela negra demanda lectores. Buenos lectores. Porque la mejor novela policíaca, además de hacerte disfrutar, te hace pensar y reflexionar. Porque te muestra lo que está al otro lado de la realidad aparente.

Porque alumbra lo que, a lo que mandan, no les gusta que se vea.

Porque de la mano de los buenos policías y detectives, de los periodistas con olfato o, sencillamente, de los chavales con curiosidad; se pueden hacer grandes descubrimientos.

 Palabaristas Logo

A lo largo de octubre vamos a trabajar en textos procedentes de México y de Cuba. Pronto, más información.

Pero recuerda que Nube Negra tiene ya varios títulos publicados, en formato electrónico, de descarga tan sencilla como intuitiva. Y a un precio imbatible, asequible y asumible para cualquier lector.

Una oferta para que puedas leer en cualquier formato y dispositivo electrónico. Lecturas que te llevarán de Argentina a Sevilla, pasando por Cuba. ¡Ahí es nada!

El primero de los títulos es de descarga gratuita: “Mirando Espero”, de Justo Vasco. ¡Cuba linda, pero amarga!

 mirando espero portada

La Sevilla negra y criminal nos la muestra Juan Ramón Biedma en su sensacional “El efecto Transilvania”.

 El efecto Transilvania portada

Por Argentina nos movemos en un futuro que, quizá, no sea tan lejano. ¡Lean, lean la última e inédita novela de Guillermo Orsi, “El árbol del Vaticano”, una fábula negra y criminal en clave de ciencia ficción!

 El árbol del Vaticano Portada

Y volvamos a Cuba. A La Habana Vieja. De la mano de Amir Valle y sus “Últimas noticias del infierno”.

 Últimas noticias del infierno portada

¿Os apuntáis a esta vuelta al mundo negra y criminal?

Jesús Lens

Firma Twitter

Últimas noticias del infierno

“Últimas noticias del infierno”, la última novela de Amir Valle, nos devuelve al corazón de la Habana Vieja, en una trama negra y criminal con la prostitución y la transexualidad como temas principales

 

Disponible en edición digital, ya se puede comprar, de forma fácil y accesible, a través de la plataforma Lektu

 

Ya está disponible, a través de este enlace con la plataforma Lektu y por 2,95 euros, la nueva novela del escritor cubano afincado en Berlín, Amir Valle: “Últimas noticias del infierno”, que nos devuelve a una Habana Vieja más turbia que nunca, de la mano de dos de sus personajes de cabecera, el policía Alain Bec y el viejo gángster Alex Varga.

Últimas noticias del infierno portada

La novela

– La mierda ahoga esta ciudad. Y cuando descubres algunas de sus más sucias esquinas secretas sientes que la mierda te ahoga también a ti. Pero… es hermosa, ¿no crees?

 

– Es hermosa, viejo… Terrible y asquerosamente hermosa.

Sirva este diálogo como perfecto compendio de una novela corta de Amir Valle cuya longitud es inversamente proporcional a la cantidad de cosas que ocurren en ella.

“Últimas noticias del infierno”, publicado originalmente como relato largo, ha sido reescrita y ampliada por su autor como novela para la presente edición de la colección “Nube Negra”, y ya ocupa un lugar destacado en la novelística negra y criminal de Amir Valle; formando parte de su aclamada serie “El descenso a los infiernos”.

 Amir Valle

Dotada de una unidad e individualidad propias, lo que permite leerla como una historia policíaca clásica, con su planteamiento, nudo y desenlace; “Últimas noticias del infierno” está protagonizada por dos de los personajes habituales de Amir Valle: Alain Bec, policía; y Alex Varga, conocido como el Viejo, pez gordo de los bajos fondos de la Habana Vieja. Y es que, si la política suele hacer extraños compañeros de cama; el brutal asesinato y desmembramiento ritual de un viejo travestí hará extraños compañeros de investigación. O no tan extraños. Al menos, no tan extraños en Cuba.

A través de novelas como “Las puertas de la noche”, “Si Cristo te desnuda” o “Entre el miedo y las sombras”, Amir Valle ha ido narrando las biografías de Alain y Varga; vidas al límite que se entrelazan, se comunican, se hablan y se relacionan. Vidas conformadas por historias, aventuras y desventuras repletas de vida y pasión. Y de tensión y muerte. Biografías que desembocan en algo parecido a la amistad. Una amistad a veces ensombrecida por el horror, la repulsión y el miedo, pero siempre presidida por el respeto y la comprensión.

 Nube Negra

En el caso que nos ocupa, la investigación de la muerte de Sabrina, un viejo y conocido travelo de Habana Vieja, obligará a Alain y a Varga a viajar. Muy lejos. A viajar en el tiempo. A viajar hasta los años en que Cuba, la Puerta de las Américas, era un universo radicalmente diferente al de ahora. Un viaje, por cierto, que no resultará ni cómodo ni agradable, pero sí muy ilustrativo. Y de una importancia esencial en la consolidación de la relación entre Alain y el Viejo, a quién el lector conocerá mejor, mucho mejor, al terminar la novela, lo que le invitará no solo a leer las novelas anteriores de la serie, sino a esperar con ahínco la siguiente obra de ficción de un Amir Valle que, a través de estos personajes, está contando la historia más sórdida, desconocida y menos complaciente de La Habana.

Ensayista, historiador y periodista; Amir Valle, ganador del Premio Carmona de Novela Negra y gran conocedor del transfondo criminal de la Cuba contemporánea, es uno de los autores esenciales a los que hay que leer para desentrañar lo que ocurre en lo más profundo de La Habana, en la capital de esa Cuba que no aparece en los folletos turísticos ni en los anuncios de las agencias de viaje. Una Cuba que tampoco se encuentra en los discursos oficiales del régimen, por supuesto. Una Cuba que necesita de autores valientes y comprometidos, de autores de la talla del propio Valle, de Lorenzo Lunar o de Leonardo Padura; para ser descubierta por los lectores.

Una Cuba apasionada y apasionante, por supuesto, pero en la que las cosas nunca son lo que a simple vista parecen.

(Texto extraído de la introducción de “Últimas noticias del infierno” preparado por Jesús Lens para esta nueva edición).     

Acerca del autor

Amir Valle (Cuba, 1967). Escritor y Periodista. Saltó al reconocimiento internacional a través de su serie de novela negra “El descenso a los infiernos”, sobre la vida actual en Centro Habana, integrada por Las puertas de la noche (2001), Si Cristo te desnuda (2002), Entre el miedo y las sombras (2003), Últimas noticias del infierno (2004), Santuario de sombras (2006) y Largas noches con Flavia (2008).

 Justo Vasco, Amir Valle y Lorenzo LunarLorenzo Lunar, Justo Vasco y Amir Valle, en Semana Negra de Gijón
y nuevamente reunidos en Nube Negra y Palabaristas

Su libro Jineteras (Planeta, 2006), también publicado como Habana Babilonia. Prostitución en Cuba (Ediciones B, 2008) obtuvo el Premio Internacional Rodolfo Walsh 2007, a la mejor obra de no ficción publicada en lengua española durante el 2006. En el 2006 obtuvo el Premio Internacional de Novela Mario Vargas Llosa con Las palabras y los muertos (Seix Barral, 2006) y en el 2008 el Premio Internacional de Novela Negra Ciudad de Carmona, de España, con Largas noches con Flavia.

Sus libros más recientes son Hugo Spadafora – Bajo la piel del hombre (biografía novelada, Aguilar-Santillana, 2013) y Nunca dejes que te vean llorar (novela, Penguin Random House, 2014). Actualmente reside en Berlín desde donde dirige OtroLunes – Revista Hispanoamericana de Cultura.

La editorial Palabaristas y la plataforma Lektu

La editorial Palabaristas nació en 2012, puesta en marcha por Cristina Macía e Ian Watson, escritores, traductores, editores y agitadores culturales que dieron el salto a la edición digital para acercar la literatura a esos dispositivos móviles que todos llevamos con nosotros.

 Palabaristas Logo

A través de sus colecciones Nube Púlsar (ciencia ficción), Nube Negra (negra y policíaca), Nube Neuron (pensamiento crítico) y Nube Inquisitor (títulos originales en inglés); Palabaristas se compromete con la mejor literatura de género, en cuidadas ediciones digitales de novelas y obras de autores, entre otros, como Ian Watson, Justo Vasco, Guillermo Orsi, Juan Ramón Biedma, Andy West o Mauricio-José Schwartz; que forman parte de su catálogo.

Lektu, por su parte, es una plataforma de edición digital puesta en marcha en 2014, abierta a todas las editoriales que quieran publicar a través de ella y que se basa en la sencillez y la transparencia a la hora de comprar y descargar los libros, de forma que los lectores encuentren un espacio de lectura confortable, cómodo, confiable y atractivo. Su web: www.lektu.com

Jesús Lens

Firma Twitter

LA HABANA. PUERTA DE LAS AMÉRICAS

Este libro, para mí, es muy especial, íntimo y sentido. Por muchas razones. Pero antes de entrar en ellas, dejadme que os lo presente, para que lo conozcáis y le vayáis cogiendo cariño…

 

“Bañada por las aguas del mar Caribe, estilizada a la entrada del Golfo de México con la rara semejanza a una llave antigua o a un delgado caimán, Cuba es una vieja dama que carga orgullosa en los huesos sus más de ocho siglos de existencia desde que a ella llegaron los primeros aborígenes.”

 

Así comienza el escritor Amir Valle su narración de La Habana, posiblemente, el personaje más interesante de su ya larga y fecunda carrera como periodista y novelista. A través de las páginas de “La Habana. Puerta de las Américas”, recién publicada por la editorial granadina ALMED, Amir Valle cuenta la historia de la Perla del Caribe con la pasión del habanero convicto y confeso, pero también con el rigor del periodista más objetivo y analítico de una realidad tan dura como contradictoria.

 

Por todo ello, además de referir las leyendas y los mitos fundacionales de una de las ciudades más excitantes del mundo, con la que los españoles mantenemos una especial y muy sentida relación, Amir Valle hace una precisa disección de la auténtica y verdadera historia de la ciudad fundada en 1514 por Pánfilo de Narváez y que cuenta, por tanto, con casi cinco largos siglos de intensa y apasionante vida.

 

Una vida repleta de acontecimientos y momentos decisivos en la historia no sólo de Cuba, sino de toda América. Porque como el propio Amir Valle señala, “…su estratégica posición geográfica posibilitó ser elegida como centro de experimentación de muchas de las industrias, inventos científicos y técnicos más adelantados que surgieron luego de la Revolución Industrial en Inglaterra; fue cuna y casa de la mayoría de los grandes movimientos culturales, sociales y políticos de los siglos XVIII y XIX en este lado del mundo; inauguró el siglo XX a la cabeza del desarrollo de la industria, el comercio y la cultura latinoamericana; y conmovió al planeta Tierra con una Revolución social que todavía hoy para unos es “la última dictadura socialista” y para otros, un “ejemplo único de resistencia ante la hegemonía de los Estados Unidos de Norteamérica”.

 

Además, el libro de Amir Valle nos cuenta La Habana desde la óptica de las muchas y muy distintas personas que, atrapadas por su magnetismo, dejaron testimonio escrito de su experiencia cubana. Desde ese mafioso, Meyer Lansky, que acuñó la etiqueta de Puerta de las Américas a un Albert Einstein para quién la capital de Cuba era “la ciudad de los asombros”.

 

Para el escritor norteamericano Ernest Hemingway fue “la llave del Golfo de México” y el arquitecto brasileño Oscar Niemeyer la consideró “la meca de la arquitectura latinoamericana”. El cantante norteamericano Elvis Presley la definió como “la capital musical del Nuevo Mundo” y para el gran pintor español Pablo Picasso, La Habana era la “ciudad donde los colores hablan” mientras que, en fin, para el mítico actor Alain Delon, se trataría de “la ciudad más alegre de las Américas”.

 

Y de todas esas La Habana nos habla Amir Valle en un libro cargado de datos e información, pero escrito con el temple de las mejores novelas, lo que hace que su lectura resulte tan ilustrativa como apasionante.   

 

 

EL AUTOR

 

Amir Valle Ojeda (Guantánamo, Cuba, 6 de enero de 1967) escritor, crítico literario y periodista, está considerado como una de las voces esenciales de la actual narrativa latinoamericana.

 

En Cuba ha obtenido importantes premios literarios, así como en la República Dominicana, Colombia o Alemania. Sus últimos premios más importantes han sido el Premio Internacional de Novela Mario Vargas Llosa 2006 por Las palabras y los muertos; el Premio Internacional Rodolfo Walsh 2007 a la mejor obra de no ficción publicada en lengua española en el mundo por Jineteras, el Premio Novelpol a la mejor novela negra publicada en España durante el 2007 por Santuario de sombras, y el Premio Internacional de Novela Ciudad de Carmona 2008, en España.

 

Sobre Amir Valle, el escritor paraguayo Augusto Roa Bastos ha dicho que “estamos ante uno de esos narradores natos que no abundan, de mirada incisiva, pericia increíble para su edad, y con un admirable sentido de pertenencia literaria e intelectual a su tierra”.

 

Comprando libros en Semana Negra, en Negra y Criminal
Comprando libros en Semana Negra, en Negra y Criminal

Su colega, el prestigioso novelista de Santa Clara Lorenzo Lunar Cardedo, le define así: “El líder de gran parte de una generación. Explorador incansable de la narrativa cubana, generador de opiniones y suplente de una crítica casi inexistente al fenómeno de la más nueva narrativa cubana. Renovador, junto a Leonardo Padura, del policial cubano. Una lectura imprescindible en la narrativa cubana actual.”

 

Actualmente, reside con su familia en la ciudad alemana de Berlín.

LA HABANA Y ALEJANDRÍA

La editorial ALMED presenta dos auténticas perlas bibliográficas.

 

Por un lado, el clásico de E.M. Foster sobre Alejandría.

 

Y, por otro, un libro muy especial: “La Habana. Puerta de las Américas”, del cubano Amir Valle.

 

¿Es posible que les suene el nombre de Amir?

 

Sí. Cuando hablábamos de él y de La Otra Cuba. O cuando estuvimos en Carmona, celebrando con él la consecución del premio de Novela Negra Ciudad de Carmona, de Almuzara, con “Largas noches con Flavia”. Vinculado, por lo general, a ese género negro y criminal que tanto nos subyuga. Sin embargo, hace un par de años, en Semana Negra, le pregunté a Amir si le gustaría escribir la historia de su ciudad. De esa La Habana que es parte de su existencia.

 

No se lo pensó. Y dijo que, por supuesto, sería un honor.  

 

Y tras meses de documentarse, leer y estudiar, se lanzó a escribir un libro prodigioso que, en cada una de sus páginas, consigue captar la magia, la esencia, la dureza y el goce de vivir de una de esas ciudades que, más allá de ser la capital de un país tan arrebatadoramente hermoso como controvertido, atesora buena parte de la historia de Latinoamérica.

 

Como decía, es un libro muy especial para mí. Porque Amir es un buen amigo. Porque La Habana nos arrebató, cuando la visitamos, hace unos meses. Porque es uno de mis escritores favoritos. Porque la idea surgió en Gijón, en ese mágico festival que es Semana Negra. Porque, dejando aparte “Hasta donde el cine nos lleve”, es el libro del que más cerca he estado. Desde su génesis, siguiendo la redacción, corrección, diseño, búsqueda de la foto de la portada…

 

Amir y Eduardo Monteverde, en Negra y Criminal versión Gijón
Amir y Eduardo Monteverde, en Negra y Criminal versión Gijón

Escribir es fantástico. Pero asistir al proceso de creación literaria va más allá. Ha sido un placer y un honor compartir conversaciones, e mails, manuscritos y maquetaciones tanto con Amir Valle, el autor, como con Jerónimo, José Manuel y Juana, artífices de que esta aventura haya llegado a buen puerto.

 

Ahora sois los lectores a quiénes os toca juzgar.

 

En unos días volveremos a hablar de “La Habana. Puerta de las Américas”.

 

Jesús Lens, contento como un niño con zapatillas nuevas.