Los ‘ninis’ también se van de vacaciones… y se las pagan los padres

  Buenas, soy Emilio Calatayud. Felices vacaciones a todos. También a los ciudadanos que ni estudian ni trabajan porque no les da la gana, los famosos ‘ninis’. Esas personas que han decidido que van a vivir del cuento toda su vida. Siempre nos gusta aclarar que no nos referimos a quienes se esfuerzan por trabajar,…

Continuar leyendo →

“Ese niño se acuerda de todo porque tiene memoria ‘fotogénica'” (Se acaban las vacaciones, pero no el humor)

  Buenas, soy Emilio Calatayud. Nunca he tenido depresión posvacacional, prevacacional, ni intervacacional. Pero dicen que hay gente que se viene un poco abajo cuando se le acaban las vacaciones y ha terminado agosto, que es el mes de descanso por excelencia. Pues nada, para llevarlo con alegría os invito a contar sucedidos graciosos que os hayan…

Continuar leyendo →

Chaval, atrévete a disfrutar de unas vacaciones sin móvil

Buenas, soy Emilio Calatayud. Empiezan las vacaciones de agosto, que, en mis tiempos, eran las únicas que había. Las grandes ciudades se vaciaban y las playas y los pueblos se llenaban. Y la desconexión era total. No te enterabas de nada y no pasaba nada. Era como si te fueras a vivir a otro planeta….

Continuar leyendo →

“Papá, aquí os dejamos a vuestros nietos, que son vacaciones y tenemos que descansar de ellos”

Buenas, soy Emilio Calatayud. El título de este comentario no es una broma ni una exageración. Es real. Tenemos la mala costumbre de convertir a los abuelos en los sustitutos de los padres. Los abuelos tienen que disfrutar de sus nietos, pero no son los padres de sus nietos. Ellos ya hicieron ese papel y…

Continuar leyendo →

¡Cuidado, vacaciones! (última entrega) ‘Negociemos’ con los niños: “Hijo, yo me tiró del tobogán del parque acuático si tu madrugas para pasear juntos”

Buenas, soy Emilio Calatayud. Ya acabamos con lo del verano. Otra idea que puede funcionar para que nos relacionemos, aunque sea poco, con nuestros hijos durante las vacaciones. ‘Negociemos’ con ellos y lleguemos a pactos. Por ejemplo: “Vale, hijo, yo me subo contigo en la moto de agua y te pago el alquiler de media…

Continuar leyendo →

¡Cuidado, vacaciones! (parte segunda): “Cuando los padres nos levantamos, los hijos se acuestan y viceversa”

  Buenas, soy Emilio Calatayud. En la medida de lo posible, los horarios de las familias en vacaciones deben ser lo más familiares que se pueda  (valga la redundancia). ¿Qué quiere decir esto? Es sencillo (y habló por experiencia): Cuando mis hijos eran adolescentes y estábamos de vacaciones, mis hijos se acostaban a la hora…

Continuar leyendo →