Chavales, cuidado con las hormonas, no son tiempos de amor libre, hasta el cine ha prohibido los besos

  Buenas, soy Emilio Calatayud. Ha coincidido la relajación de las medidas de confinamiento con la primavera, una época en la que los chavales y las chavalas tienen las hormonas alborotadas. Y después de un encierro total, más aún.  Es la ‘polla del amor’, como dicen en mi barrio, el Albaicín de ‘Graná’, para justificar…

Continuar leyendo →

¡Cuidado, vacaciones! (última entrega) ‘Negociemos’ con los niños: “Hijo, yo me tiró del tobogán del parque acuático si tu madrugas para pasear juntos”

Buenas, soy Emilio Calatayud. Ya acabamos con lo del verano. Otra idea que puede funcionar para que nos relacionemos, aunque sea poco, con nuestros hijos durante las vacaciones. ‘Negociemos’ con ellos y lleguemos a pactos. Por ejemplo: “Vale, hijo, yo me subo contigo en la moto de agua y te pago el alquiler de media…

Continuar leyendo →

¡Cuidado, vacaciones! (parte segunda): “Cuando los padres nos levantamos, los hijos se acuestan y viceversa”

  Buenas, soy Emilio Calatayud. En la medida de lo posible, los horarios de las familias en vacaciones deben ser lo más familiares que se pueda  (valga la redundancia). ¿Qué quiere decir esto? Es sencillo (y habló por experiencia): Cuando mis hijos eran adolescentes y estábamos de vacaciones, mis hijos se acostaban a la hora…

Continuar leyendo →

¡Cuidado, vacaciones! (parte primera)

  Buenas, soy Emilio Calatayud. Empieza la temporada de vacaciones (para quien pueda pagárselas). Pues ¡cuidado, que pueden ser perjudiciales para las relaciones familiares! Convivimos más con nuestras parejas y con nuestros hijos y eso puede generar problemas. No debería, pero puede pasar. Dicen que después de las vacaciones aumentan las separaciones y los divorcios….

Continuar leyendo →