Vamos hacia un futuro en el que nadie querrá ser albañil, pero tendremos grandes ligones de isla

 

Buenas, soy Emilio Calatayud. A la vista de los avances tecnológicos, se suele decir que los niños que están ahora en la escuela tendrán profesiones que todavía no existen. Es una forma de afirmar que vamos como un tiro, que cada vez somos más listos y mejores… Yo, como buen aguafiestas, no soy tan optimista. Me da que vamos hacia un futuro, aunque puedo estar equivocado, en el que nadie querrá ser albañil o barrendero, pero tendremos grandes ligones de isla y los mejores cotillas, oficios, dicho sea de paso, muy viejos… Aunque los vistan o los desvistan de modernos.

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.