“¿Por qué los hijos dejan de hablar con los padres al llegar a la adolescencia y viceversa?”

 

Foto: Alfredo Aguilar

Buenas, soy Emilio Calatayud. Los seguidores del blog siempre dicen cosas bastante más interesantes que las que contamos nosotros, o sea, los autores del blog. Y eso es una maravilla que hace que no nos arrepintamos de habernos metido en ‘el Internet’.

Para muestra un botón en forma de pregunta: “¿Por qué los hijos dejan de hablar con los padres al llegar a la adolescencia y viceversa, es decir, por qué los padres no se sientan hablar con ellos ni a la hora de comer?”

He aquí una gran pregunta que encierra una gran verdad. Como no soy psicólogo, ni pedagogo, etc, no tengo respuesta para esta cuestión. Lo que sí sé es que pasa en muchos casos y que, en general, no es bueno. En la adolescencia es cuando más hay que hablar con los hijos.

Por lo demás, una recomendación: cuando  mis hijos eran adolescentes, su madre y yo compartimos varios veraneos con ellos en una caravana sin televisión. Y hablamos mucho. Fueron nuestras mejores vacaciones.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.