¿Se parece gobernar a un hijo a gobernar un país?

 

ideal.es

Buenas, soy Emilio Calatayud. Yo creo que sí, que sí hay similitudes entre ‘gobernar’ o educar a un hijo y gobernar un país. Para ambas cosas, hay que tener valores, principios, respeto, cariño (sí, también cariño, ¿por qué no puede ser cariñoso un gobernante?), diálogo y autoridad. Sí, autoridad, por eso existe el artículo 155 del Código Civil, que establece que “Los hijos deben obedecer a sus padres mientras permanezcan bajo su potestad, y respetarles siempre…” y el 155 de la Constitución, que está pensado para cuando una autonomía se desmanda. Veis como no es tan diferente gobernar a un hijo y a un país…

Por lo demás deseamos suerte a los ganadores y a los perdedores de las elecciones. Esperamos que tengan acierto en sus respectivos papeles, porque eso será bueno para los españoles y para España.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.