Un chaval me dijo que robaba y agredía porque se aburría; le contesté que lo íbamos a encerrar para que se divirtiera

 

abc.es

Buenas, soy Emilio Calatayud. El otro día, un chaval me dijo que robaba y agredía  a otros chicos porque se aburría. Ni necesidad, ni un trastorno, ni ¡ná!. Que se aburría la criatura. En estos tiempos, parece que todo es posible. Tenemos niños edulcorados a los que hay que hacérselo todo porque no han pegado un palo al agua en su vida. Ya solo nos faltaba que hubiera chavales que se dedicasen al delito para no aburrirse. Pues empiezan a asomar los primeros brotes de esa nueva variante de adolescentes. “Dame la cartera, que si no te sacudo, ¿no ves que me aburro?”. Y de todas formas, te sacuden.

Yo le dije que lo íbamos a encerrar para que se divirtiera. Para mí que no le hizo gracia.

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.