La justicia libera a un padre de seguir pasando 600 euros a su hija porque la ‘niña’, con 24 años, está aún en Bachiller y no ha aprobado ni una

Buenas, soy Emilio Calatayud. Si tenéis un hijo ‘ni-ni’ o parásito, acudid a la justicia.  Es lo que hizo un señor de Albacete y ha conseguido liberarse de la obligación de pasarle 600 euros mensuales a su hija porque ‘la niña’, que ‘solo’ tiene 24 años, no pega un palo al agua. Estaba matriculada en segundo de Bachillerato y no ha aprobado ni una sola asignatura.

La Audiencia de Albacete ha determinado que el padre no ha de seguir alimentando a su hija “ante el nulo aprovechamiento de sus de sus estudios y la edad de la beneficiaria de la pensión, 24 años». Y añade que no es “admisible que se obligue al padre a hacer el sacrificio económico que supone el pago de la pensión sin que la hija emplee su tiempo en formarse adecuadamente de cara a la obtención de un medio de vida que le permita independizarse».

Es lo que hay. A los hijos parásitos, ni agua. Es la única manera de ayudarles a salir adelante. Eso es amor. Hablo en serio.

 

 

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.