El Supremo libera a un padre parado de pagar la pensión de alimentos a su hija, que lleva once años en la Universidad y no aprueba

 

 

ideal.es

Buenas, soy Emilio Calatayud. Seguimos con los exámenes y los estudios, pero hoy abordaremos este asunto desde otro punto de vista. Tenemos que ser sinceros con nosotros mismos y admitir cuando no se está capacitado para aprobar los estudios  que ha elegido. No pasa ‘ná’. Se puede repetir un año, porque nadie es perfecto, pero cuando uno lleva once o doce años intentando sacar una carrera parece evidente que escogió mal.

Es lo que le ha ocurrido a una joven de 30 años que empezó en la Universidad en 2007 y aún no han conseguido el título. En vista de su escaso rendimiento, el Supremo ha liberado al padre de la chica, que está parado, de pasarle la pensión de alimentos. El hombre cobra 426 euros de subsidio y no le llega. Y como tiene otro hijo menor a su cargo, ha dictaminado el Supremo, si sigue pagando la pensión a la mayor, el padre se quedaría en una “situación de absoluta indigencia”.

Sentido común.

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.