“Me da vergüenza que mi hijo robe, pero me da más vergüenza que lo condene a barrer, yo pago mis impuestos para que haya quien barra”

 

abc.es

 

Buenas, soy Emilio Calatayud. A veces, cuando intentamos poner una medida de servicio en beneficio de la comunidad a un niño -que es algo que el implicado y su familia tienen que aceptar voluntariamente-, hay padres que se niegan porque les da vergüenza que su ‘chavea’ tenga que limpiar un botellón, barrerlo o lo que sea. Les causa más bochorno verlos con una escoba entre las manos que cometiendo un delito. Manda huevos. Te dicen: “Me da vergüenza que mi niño robe, pero me da más vergüenza que lo condene a barrer”. Y algunos te salen con eso tan manido de que “yo pago mis impuestos para que haya quien barra, así que mi niño no barre”. Parece que lo consideran algo indigno.

Hay padres que no entienden el profundo sentido de la ‘Ley de la botella: el que la tira va a por ella’. Y luego salen los niños como salen.

Además, habría que ver si es cierto eso de que pagan sus impuestos, que nos podemos llevar más de una sorpresa.

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.