Si quieres tener problemas con tus hijos dáselo todo o no les des nada

Buenas, soy Emilio Calatayud. En los últimos tiempos he hablado personalmente con muchos padres -y también he recibido sus mensajes- que se quejan amargamente de que sus hijos les han salido unos vagos de tomo y lomo a pesar de que han dado la misma vida por ellos. “Se lo hemos dado todo, don Emilio, y, a pesar de ello, tiene 30 años y no quiere hacer nada: ni estudiar ni trabajar”. Y ahí está el problema, en ese “se lo hemos dado todo”. Nadie se merece todo.

Pero es que también hay padres que no dan nada a sus hijos, y no me refiero a temas materiales, y un mal día les llama la Policía para decirles que su chaval está detenido porque la ha liado parda. Y es entonces cuando se dan cuenta de que tenían que haberle dado una educación, un ambiente familiar, etc… Pero prefirieron dejarlo a su bola para no ‘traumatizarlo’ y con sólo catorce años ya están en los juzgados.

Sé que es fácil decirlo, pero la virtud está en el término medio. A los hijos, una de cal y otra de arena… Y los que sean católicos, que recen y los que no, pues… que recen también, porque aunque no se crea en nada, cualquier ayuda es bienvenida. Un saludo.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.