“Niño, no estudies y vete a buscar el amor a la ‘tele’, llegarás lejos”

Buenas, soy Emilio Calatayud. En Granada hay una polémica por unos vídeos que han aparecido en Internet en los que niñas y niños de quince años buscan el amor. El amor verdadero, dice alguno. La verdad es que no buscan el amor: buscan fama de la mala. Esa es la triste verdad que aprenden nuestros menores viendo los programas que ponen por la ‘tele’. Un día sí y otro también, ven cómo ‘ni-nis’ se convierten en estrellas de la tele que llevan hasta guardaespaldas. Lo que no saben, o no se les cuenta, es que esas estrellas se apagan pronto. El mensaje que les llega es el siguiente: “Niño, no estudies y vete a buscar el amor a la ‘tele -o al Internet- y llegarás lejos”. No hay que hacer nada: sólo vender tu imagen.

Pero es que la imagen no debería tener precio. Y menos si es la de un menor. De hecho, la ley dice que un menor, por el mero hecho de serlo, merece protección especial del Estado. Y da lo mismo que los padres den su consentimiento para que participen en estos espectáculos. Aunque exista permiso paterno, el Estado puede actuar para proteger la imagen y la fama de los menores. Y está bien que así sea porque hay padres que no dan la talla.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.