A vueltas con la regulación de Internet

Antes de meterme en la polémica harina del proyecto de ley para regular Internet, tengo que dar un par de noticias:

Primera: entre todos, acabamos de superar los dos mil comentarios en el blog, que no sé si es mucho o es poco, la verdad, pero es una cifra redonda. Tendríamos que pensar en alguna forma de celebrarlo… Además, vamos a un cumplir un año. Se nos juntan las efemérides. Si a don Emilio y a mi, dos analfabetos en materia de Internet, nos hubieran dicho hace un año que, en enero de 2010, íbamos a seguir en antena, no nos lo hubiéramos creído. Gracias a todos, de verdad.

Segunda noticia: Don Emilio sigue estando al loro de todo lo que ocurre por aquí, pero se acercan fechas cruciales y está más dedicado que nunca a su familia. Es lógico. Lo digo porque  seguro que sois muchos los que le echais de menos. A mí también me pasa, pero lo primero, la salud, es lo primero. ¿Verdad? Lo cual no quiere decir, en ningún caso, que nos haya abandonado.

Y sobre lo de la regulación de Internet, diré, sin acritud y sin ánimo de molestar a nadie (hay fundamentalistas de Internet que sólo ven ataques por todos los lados), que me parece bien que se castigue a quien violente las leyes. Nadie apela a la libertad de expresión cuando la justicia actúa contra las redes que mueven pornografía infantil en Internet. Pues eso. El que no usa Internet para delinquir no tiene nada que temer. Quizá sea un ingenuo, pero es como lo veo.

Más grave me parece que nos tengamos que desnudarnos en los aeropuertos para prevenir hipotéticos ataques terroristas. Eso si que me parece serio para la libertad y no que se cierre una web que se enriquece con el trabajo de otros. ¿O no?

Bueno, y vamos a por los tres mil comentarios.

12 Comentarios

  1. Carlos, si te parece bien que se castigue a quien violente las leyes, estarás de acuerdo conmigo en que se castigue a este gobierno, porque el frankenstein que pretenden que nos comamos es pura violencia contra las leyes, la constitución y hasta la separación de poderes.

    Igual que la última vez, te pido que te informes un poco antes de hablar. Veo que sigues con el tema muy frío. No te creas lo que te cuentan en tu editorial y lee un poco otras opiniones.

    Ah, y lo de la pedofilia y los aeropuertos no tiene absolutamente nada que ver con este tema, ni el que “no robamos coches por la calle”, ni los jamones, ni el que las copas valen 6 euros y las pagamos, ni tooooooooooooodas esas tonterías que vienen de la SGAE y que los autores (y soy autor) acaban repitiendo a pies juntillas. Un respeto por nuestro intelecto, por favor.

    http://www.filmica.com/david_bravo/archivos/010313.html

    http://www.merodeando.com/2010/01/11-la-prueba-diabolica

    http://www.elmundo.es/elmundo/2010/01/08/navegante/1262962730.html

    http://www.estrelladigital.es/ED/diario/291594.asp

    y bola extra, para echar unas risas (o lloros):

    http://elviajero.elpais.com/articulo/internet/PSOE/pedira/retirada/LSSI/elpeputec/20020227elpepunet_1/Tes

  2. El problema, a mi entender, no es la regulación de Internet.
    Internet no necesita regulación de la misma forma que la línea telefónica ni el correo postal necesitan regulación. Personalmente pienso que las leyes que ya existen se pueden aplicar en Internet y estoy de acuerdo que quien cometa un delito, ya sea utilizando internet o utilizando el movil, pues lo pague y listo.
    Lo que no me parece ya muy correcto es que se busque cambiar el marco legal porque los jueces, hasta ahora, no han encontrado delito en ninguno de los casos denunciados hasta el momento. Y dado que los jueces no encuentran delito, pues se les evita o rodea y santas pascuas. En lugar del juicio de un profesional del derecho, se sustituye su labor por la de un comité “independiente” nombrado a dedo por el ministerio de Cultura y con “representación de todos los sectores implicados”, siendo asi que en su composición sólo participa personal del ministerio y de la industria “cultural”.

    Un saludo.

  3. Como muy bien dice Manuel, el problema no es que se cierren webs. Del mismo modo que se cierran publicaciones tradicionales cuando el juez lo determina adecuado, las webs pueden seguir el mismo camino. El problema es que se intente establecer un comite que es juez y parte, y que ademas se invoque a los pederastas para defender el argumento. La ley Corcuera era otro caso parecido, pero como no tenia el apoyo de los \"creadores\", el gobierno se echo para atras. En este caso hay que ver de lado de quien se pone el gobierno. Desafortunadamente, yo no tengo muchas dudas.

  4. Sorprende que en el blog de un jurista, y además prestigioso, se lean noticias como esta de que no es grave lo de suspender las webs que un “comite”,presente al juez, tras oir este a todas las partes.

    Suspender una web mediante decision administrativa, que estado de derecho es ese? Se modifica la ley para atribuir a un órgano judicial lo que deba hacerse.
    Pero bueno, desde cuando lo derechos de autor son “fundamentales”?, me cachi en los mengues, serán, si acaso, derechos patrimoniales.
    El derecho a la libertad de expresion, mientras no colisione con otros
    que deban protegerse por encima de él, no debería restringirse, porque este, SÍ que es un derecho fundamental.
    Pero, hay más, uno de los primerisimos principios que informan nuestro derecho, es el de juez natural, que tampoco se respeta; lo dicho un semillero de pleitos será esta disposicion gubernamental, que además tiene la aquiescencia, sino la simpatia de nuestro ministo de justicia.

  5. No se si es mas o menos grave, por que lo que ayer esta bien, hoy esta mal, por que las leyes cambian en virtud de todavia no se bien que intereses.
    Por que no entiendo eso de derechos de autor, que tengas que pagar por poner musica en una boda, en una fiesta etc.
    ¿Que pasaria si los medicos pongamos por ejemplo un dentista cada vez que masticasemos algo, por implantar nuestra preciosa dentadura, o si el arquitecto le tuviesemos que pagar cada vez que entrasemos en el edificio que el diseño…?
    No estoy a favor de lucrarse a base del trabajo de los demas, y si de compartir y enseñar y tener la oportunidad de elegir entre todo lo que se nos ofrece, pero mucho me temo que en este pais, no se conoce termino medio, y pasamos de aplaudir la pirateria a no poder disfrutar de nada de lo creado por estar perseguido y si no lo está, lo estará
    ¿Por que la S.G.A. quiere unos derechos que no tiene ninguna otra sociedad? ¿Y por que se los conceden?
    Las medida de seguridad de los aeropuertos ya me parecen que rayan lo insólito, y creo que esto es otra forma de locura en este mundo tan civilizado
    Un cordial saludo

  6. Hola lector. ya que citas a El Mundo,diario nada sospechoso de Zapaterista, te recomiendo que leas el editoral que publicó el día después de que se diera a conocer el proyecto gubernamental sobre Internet. También había un artículo de opinión que hablaba directamente de ‘ladrones’ refiriéndose a los que comerciaban con los derechos de autor de otros.

    Y la cuestión es la siguiente: ¿tiene el derecho a la propiedad, la que sea, rango constitucional o no? Si no se respeta en unos casos, ¿por qué en otros sí? ¿Quizá porque asaltar un banco es peligroso y hay guardias que pueden disparar? ¿Acaso tiene menos valor la propiedad intelectual que un jamón? ¿Por qué? ¿Tiene límites la libertad de expresión? Claro que sí: el Código Penal. Por eso nadie considera que una página que difunde pornografía infantil esté defendiendo la libertad de expresión. ¿0 sí?

    Lo que sí comparto con vosotros es que no hacia falta ninguna ley nueva: con las que hay basta y sobra para perseguir a los que delinquen en internet.

    Hay quien ha llegado a decir que con la Ley está de Sinde podría hasta cerrarse Google. ¿Y? ¿Cuál es el problema? No podemos vivir sin aire o sin comida, pero sí sin Google. De hecho, lo hemos hecho hasta ahora. Es un invento reciente.

    Por último, no creo que se vaya a liar ninguna tomatina judicial ni callejera por la aprobación de esta ley. La capacidad de movilización real de Internet en España está cercana a cero patatero. Otra cosa son las movilizaciones virtuales, que sí, que hay muchas y variopintas, pero también con una credibilidad cercana a cero. Lo mismo se apoya a un delincuente huido, que a un tarado que se cae de una silla o a un filántropo que de verdad lo merece. Seamos sinceros, en Internet hay mucha tontería. Y no pasa nada. Según publicaba el otro día en El País un catedrático de no se qué, sólo un 1% de lo que hay en internet es contenido, es decir, miga. Todo lo demás somos mirones que nos aprovechamos de esa miguita. Yo creo que ahí es donde está de verdad nuestro problema y el de Internet. (el catedrático, por ejemplo, auguraba poco futuro a las redes sociales tipo Facebook, y yo estoy de acuerdo con él. Al tiempo).

  7. El problema del asunto no está en que castiguen a quien incumpla las leyes, el problema es la forma de hacerlo. Al lobby de derechos de autor los jueces no les dan la razón, ¿que hace el ministerio (cuya ministra es, no lo olvidemos, parte de dicho lobby)para solventarlo? Pues que no sea un juez el que decida si una web incumple o no la ley, que lo haga un consejo formado por “expertos” (entre ellos miembros de dicho lobby) ¿Y el juez? Pues que decida si cerrarla es ilegal, pero nada más.

    Castigar a quien incumpla la ley está mal. Cambiar la ley para favorecer a determinados lobbies que quieren castigar a quien no se salta la ley es una vergüenza. ¿Y que más da que salga la ministra diciendo que solo van a ir a por quien se lucre si al final quien decide quien se lucra o no es un burócrata y no un juez?

    Lo dicho, una vergüenza.

  8. La ceguera de esta web frente a este tema suele repetirse. Desde cuando compartir sin ánimo de lucro se ha convertido en tema de persecución? Por favor Señor Carlos Morán, cuando otros miles de artistas estamos en contra de estas leyes será por algo, ¿no? Ponerle puertas al campo e ir en contra de la Constitución no es un tema de broma. Es fácil comentar sin saber, pero más difícil es que un pueblo aguante las decisiones de unos mandatarios que no nos escuchan a miles de autores que no nos afiliamos a las ideas de unos pocos.

  9. Nacho, me parece perfecto que un artista que quiera regalar -compartir sin ánimo de lucro, según tu descripción- su trabajo, lo haga. Lo que ya no veo tan bien es que alguien comparta lo que no es suyo. Es el matiz. Tu eres artista y estás por el trueque y tal… muy bien. Pero eso no te da derecho a compartir lo que no es tuyo. Es sencillo. ¿Cuál es el problema? Por cierto, la inmensa mayoría de los que sostienen una opinión contraria a la mía cobran por escribir o hablar sobre ello en tertulias, periódicos o dando clases y conferencias. ¿Por qué no lo hacen gratis?
    Y, por último, también es contrario a la Constitución que te desnuden en un aeropuerto o que no tengamos acceso a una vivienda barata y digna, en cambio, a las llamadas asociaciones de internautas sólo les preocupa que no van a poder bajarse por la cara tal o cual película (al menos esa es la impresión que dan). Nacho, en este mundo hay cosas mucho más graves que lo que haga o deje de hacer la señora Sinde. Aunque hay quien ha terminado por creerselo, Internet no es el ombligo de nada. Es una herramienta muy útil que se utiliza penosamente en muchas ocasiones. Ahora mismo, y ya acabo, leo que hay gente que, COBRANDO, está atrayendo a Youtube a pardillos para mostrarles imágenes de la tragedia de Haití. Las grabaciones son falsas. Eso sí que no hay pueblo ni estómago que lo aguante, Nacho.

  10. Vuelta la mula al trigo (va sin segundas, que conste). La propiedad física es un derecho, la propiedad intelectual un privilegio. La propiedad física se basa en la escasez: si yo cojo algo tuyo no lo tienes. La propiedad intelectual, no: si yo copio algo tuyo, tú sigues teniendo tu copia. Es elemental, pero parece que no acaba de entenderse.
    Si mañana alguien lograra convertir el agua en comida (sí, "Lluvia de albóndicas"), ¿pondrían el grito en el cielo los agricultores por la pérdida de su propiedad intelectual?. Quizá, pero tendrían la misma razón que quienes lloran por la supuesta propiedad intelectual: siguen teniendo sus "copias", nadie les ha quitado los campos para seguir cultivando.
    El problema es que la ley _no_ (repito, _no_) considera que poner enlaces sea delito, que compartir sin ánimo de lucro (esto es, sacar euros con ello) sea delito. Señor Morán, le podrá parecer bien o mal, pero el hecho es que el copyright (el antecesor de todo esto que se ha dado en llamar propiedad intelectual) es un invento censor de la corona británica. Hoy sigue siendo un instrumento censor, pero han cambiado los censores.
    Si por la propiedad intelectual fuera, jamás hubiéramos tenido la segunda parte de "El Quijote". Si por la propiedad intelectual fuera, jamás podría Mozart haberse robado "de memoria" obras que se interpretaban únicamente en iglesias concretas, ni tendríamos las obras de Platón y Aristóteles traducidas.
    Pero analizo tu comentario último, que es el que me ha llevado a hacer el mío.
    "Lo que ya no veo tan bien es que alguien comparta lo que no es suyo."
    ¿No es suyo? ¿No obtuvo acaso legalmente una copia? ¿Viene en alguna parte del CD que compro un acuerdo de licencia de usuario final?
    "Por cierto, la inmensa mayoría de los que sostienen una opinión contraria a la mía cobran por escribir o hablar sobre ello en tertulias, periódicos o dando clases y conferencias. ¿Por qué no lo hacen gratis?"
    Porque están cobrando por el tiempo que les llevó escribir el artículo del periódico, dar la clase o la conferencia. Parece mentira que un periodista ignore detalles como &eaecute;ste.
    "…también es contrario a la Constitución que te desnuden en un aeropuerto o que no tengamos acceso a una vivienda barata y digna, en cambio, a las llamadas asociaciones de internautas sólo les preocupa que no van a poder bajarse por la cara tal o cual película (al menos esa es la impresión que dan)."
    Exacto, es la _impresión_, pero son asociaciones de internautas, no de viajeros de avión. Eso sin contar con la falacia del "es que esto está peor". Un mal mayor no aminora otro mal, cuando se trata de sociedades. ¿Deberemos dejar de preocuparnos por los abusos en la familia mientras no solucionemos el hambre en África? Porque es la misma comparación con otros términos.
    "Ahora mismo, y ya acabo, leo que hay gente que, COBRANDO, está atrayendo a Youtube a pardillos para mostrarles imágenes de la tragedia de Haití. Las grabaciones son falsas."
    Asqueroso, estoy de acuerdo. Pero esto no tiene nada que ver con lo que estamos debatiendo.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.