Envidio la buena educación de nuestros mayores

Buenas, soy Emilio Calatayud. Estamos perdiendo el fondo y las formas. Y eso nos pasa porque nos hemos olvidado de lo que nos enseñaron nuestros mayores. Pero ellos no lo han olvidado, gracias a Dios. Por ejemplo, cuando van al médico, y por muy mal que se encuentren, se esfuerzan para dar las gracias a las…

Continuar leyendo →

Educación obligatoria hasta los 18, ¿y quién obliga al niño a ir al cole?

Buenas, soy Emilio Calatayud. Como estamos -otra vez- en periodo preelectoral ya empiezan a escucharse propuestas políticas sobre cualquier cosa. Algunas, pocas, la verdad, están referidas a los menores. Por ejemplo, hay quien ha propuesto que la educación obligatoria se prolongue hasta los 18 años. Dicho así suena bien. Con el paro que hay, mejor…

Continuar leyendo →

“He dejado a mi novia por ‘guasap'”

Buenas, soy Emilio Calatayud. Antes de nada una confesión: yo también tengo ‘guasap’, pero eso no quiere decir que no vea su parte mala, porque la tiene. Cada vez hablamos menos y ‘guasapeamos’ más. Y eso no es. Ya he escuchado a chicos o chicas decir: “He dejado a mi novia -o novio- por ‘guasap’”….

Continuar leyendo →

Los consejeros y el ministro de Educación deberían asistir a los juicios de los ‘ni-nis’

Buenas, soy Emilio Calatayud. Todos los meses juzgamos a una docena de ‘ni-nis’, chavales que dejaron los estudios a los 16 y que, como su aburren, pues acaban delinquiendo. No saben hacer la ‘o’ con un canuto. Son más brutos que un ‘arao’. Los consejeros de Educación y también el ministro de Educación deberían asistir,…

Continuar leyendo →

De un extremo al otro, también en política

Buenas, soy Emilio Calatayud. Siempre digo que en España, tras la dictadura de Franco, nos fuimos de un extremo al otro en el tema de la educación: pasamos del padre y el maestro autoritarios, al padre y maestro colegas, y muchos de nuestros problemas actuales vienen de ahí: por ejemplo, el fenómeno de los niños…

Continuar leyendo →

“¡A que te doy dos hostias y te quito el estrés!”

Buenas, no soy Emilio Calatayud, sino Carlos Morán, el compañero de blog del juez. Aquí va una historia real en la que se mezclan el estrés y la educación, o, mejor dicho, la falta de educación. Una mujer aparca en doble fila en una calle de Granada que separa dos centros educativos. Va con dos…

Continuar leyendo →