Un menor muere acuchillado en una zona de botellón

Un menor 15 ó 16 años ha muerto apuñalado en una zona de botellón en una población sevillana. Supuestamente, el autor de la agresión puede ser otro chaval también menor de edad. Lo primero dar nuestro pésame a la familia del fallecido. Y luego decir que cuando se advierte de que lo del botellón y los botellódromos no es una buena idea, no se hace para fastidiar. Es que normalmente generan más problemas que los que solucionan.

El principio del fin del botellón de Granada

Buenas, soy Emilio Calatayud. Tras más de veinte años de botellones y ríos de orines el Ayuntamiento de Granada ha decidido prohibir la Fiesta de la Primavera, una celebración que tenía lugar en el botellódromo de la capital y que consistía en que miles de jóvenes -entre ellos, menores de edad- consumieran alcohol hasta caerse al suelo. Todo muy ‘educativo’. Además, el Ayuntamiento se ha propuesto, ya más a medio plazo, cerrar el botellódromo de marras. A ver si es verdad y dejamos de ser más conocidos por el botellón que por la Alhambra o el Albaicín. Todo esto se produce después de que un reportaje de Pedro García Aguado mostrase el desarrollo de la última Fiesta de la Primavera. Lo que no sale en la ‘tele’ es que no existe.

Bueno, pues nada, más vale tarde que nunca.

“¡Hijo, que te dejas el hielo para los cubatas!”

Buenas, soy Emilio Calatayud. Nunca antes se había hablado tanto del botellón de Granada. Cada vez está más claro que lo que no sale en la tele no existe. Enhorabuena a Pedro García Aguado por su reportaje y ojalá sirva para que se cierre el botellódromo de Granada. Sobre este tema, me cuenta la Policía que han visto a padres llevar a sus niños en coche hasta el botellódromo. En el maletero iban las bolsas con bebidas…  y se escuchaban cosas como esta: “¡Hijo, que te dejas el hielo para los cubatas!”. “Gracias, papá”.

Por eso digo siempre que todos somos responsables.

“¿La solución para el botellón?: prohibirlo”

Hola, soy Carlos Morán, el compañero de blog de don Emilio. El juez acaba de salir en el programa ‘En la caja’ de Cuatro. El punto de partida era ‘soltar’ a Pedro García Aguado en mitad del ‘botellódromo’ de Granada, el lugar que el Ayuntamiento de la ciudad ha acotado para que los jóvenes se emborrachen. Pedro le ha pedido opinión a don Emilio. Y esto es lo que ha dicho: “¿La solución para el botellón?: prohibirlo, que no se beba en la calle. Que se beba en los bares -los mayores de edad, claro- como se ha hecho toda la vida. Que sale caro, pues mejor, así bebes menos. Esto no es de derechas ni de izquierdas, es de sentido común. Esto no solo ocurre el día de la primavera, pasa todos los fines de semana. Cuando llega el fin de semana, se huele el delito en el ambiente. No es que crea que hay menores en el botellón, es que los he condenado por lesiones, agresiones, abusos sexuales… Los padres son los primeros responsables, pero la culpa es de todos. Somos más conocidos por el botellón que por la Alhambra”.

Una aclaración, el programa se grabó el pasado mes de marzo: desde entonces, todo ha seguido igual en el botellódromo de Granada. Este pasado fin de semana hubo fiesta -se graduaban los chavales de la ESO, todos menores, claro- y el panorama era igual de desolador que el que se vio en marzo.