El Congreso celebra el debate más importante del año y la mitad del hemiciclo estaba vacío: una vergüenza

Buenas, soy Emilio Calatayud. Me he asomado por la tarde a la tele para ver y escuchar el debate de los presupuestos para 2018 y he visto que la mitad del hemiciclo, o más, estaba vacío. Me parece una vergüenza. En mi opinión, es el debate más importante del año, porque nos informan de lo que pretenden hacer con nuestro dinero y eso merecería que el Congreso estuviese lleno de diputados, pero es que no estaba ni la presidenta del propio Congreso -a votar van todos, pero solo a eso-.

Si un niño tiene un 25% de faltas de asistencia, pierde el derecho a examinarse. Pero los diputados no. Y a los trabajadores los echan, pero a los diputados no.

Supongo que estarían comprando las palomitas para ver el partido del ‘Madrí’. Una vergüenza.

Deja un comentario