“Usted me condenó a sacarme el carné de conducir y me los saqué todos; y aquí estoy, de conductor de autobuses”

 

 

Foto: Ramón L. Pérez.

 

Buenas, soy Emilio Calatayud. Mi padre siempre me decía: hay personas que nacen con estrella y otras que nacen ‘estrelladas’, tú eres de los primeros. Y debe ser verdad porque me pasan cosas que sólo le ocurren a alguien que ha nacido con estrella. Os cuento. El otro día iba de viaje por una autovía y vi que había vehículos de emergencia parados delante de nosotros. Frené (me puse el chaleco reflectante y todo lo demás, vayamos a pollas) y salí del coche para intentar ver qué había pasado. Pero seguía sin ver bien. Entonces me dirigí al conductor de un autobús que se había detenido detrás de nosotros. Pensé, ‘como él está mas alto, verá mejor’.  Pero al acercarme a la ventanilla, ocurrió el prodigio: “¿Usted es don Emilio, el juez, verdad?”, me preguntó el conductor.

“Pues sí”, respondí yo sorprendido. “¿Nos conocemos?”, añadí.

“Sí, usted no se acordará, pero me condenó a sacarme el carné de conducir y me los saqué todos. Y aquí estoy, de conductor de autobuses. Alguna vez le he buscado por Granada para decírselo y darle las gracias, pero no he tenido suerte. Y mira por donde…”

Para suerte, la mía. ¿Tengo o no tengo estrella?

Deja un comentario